• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

Proyectan construir una estatua gigante de la Virgen de Guadalupe en EE UU

Virgen de Guadalupe / AFP

Virgen de Guadalupe / AFP

La visión de los organizadores, casi todos de ellos religiosos del área metropolitana de Chicago, es que a los pies de la imagen se graben los nombres de los inmigrantes que han muerto en el desierto

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Una estatua gigante de la Virgen de Guadalupe, denominada la "reina de los inmigrantes", se empezará a construir en enero en el santuario guadalupano de Des Plaines, al noroeste de Chicago (EE.UU.), explicaron a Efe los promotores de esta iniciativa.

La estatua tendrá 82 pies de altura y su construcción podría demorarse dos años, explicó el activista religioso Eduardo Piña, quien forma parte del comité que trabaja en esta obra.

La visión de los organizadores, casi todos de ellos religiosos del área metropolitana de Chicago, es que a los pies de la imagen se graben los nombres de los inmigrantes que han muerto en el desierto en su intento de cruzar la frontera de México con Estados Unidos.

"La imagen representa la voz de aquellas personas que perdieron sus vidas en el intento de buscar libertad y el sustento para sus familias", destacó Piña.

El proyecto se encuentra en su fase inicial y se ha contactado con dos escultores, uno de Houston y el otro de Guadalajara (México), para crear la estatua.

Para sufragar el coste de su construcción, los organizadores están analizando la posibilidad de pedir donaciones de llaves y otros artículos de bronce y fundirlos para crear la estatua.

"Se está viendo la posibilidad de que nuestra comunidad participe, se trata de reunir los materiales con ayuda de los creyentes que acuden aquí cada año", reiteró Piña.

El santuario de Des Plaines recibe cada 12 de diciembre a miles de peregrinos desde que en 1995 se construyó un cerrito con una réplica de la imagen de la Virgen de Guadalupe a menor escala de la que se piensa ahora construir.

Desde ese año la peregrinación de los hispanos ha crecido exponencialmente en el Cerrito del Tepeyac en Des Plaines, una pequeña ciudad de 58.000 habitantes ubicada unos 32 kilómetros al noroeste de Chicago, donde hay una ermita que desde 1995 alberga una estatua de la virgen acompañada por una imagen del pastor Juan Diego.

El origen de este sitio surgió en 1988 cuando el hispano Joaquín Martínez recorrió con una pequeña estatua de la virgen guadalupana parroquias, hospitales, asilos y parques públicos de la región, donde permanecía una semana en cada lugar.

Curiosamente, nadie quería esta efigie hasta que finalmente el padre John P. Smyth, de la ciudad de Des Plaines, aceptó hospedar a la imagen de la virgen en un orfanato católico, para posteriormente presidir una sede más grande que la pequeña capilla donde inicialmente quedó expuesta.

Ahora cada año miles de fieles hispanos se acercan al santuario en donde se festeja a esta santa imagen, símbolo de fe de los latinos, mayoritariamente mexicanos.

"La Virgen de Guadalupe es el símbolo de una identidad, el 12 de diciembre es de la Virgen Guadalupana y ya desde las 4 de la mañana las iglesias están aglomeradas y terminando la misa toman rumbo a Des Plaines a celebrar la ocasión", destacó a Efe el sacerdote Adán Sandoval, de la Iglesia de Nuestra Señora del Monte en Cícero, Illinois.

El sacerdote Sandoval agregó que la popularidad del sitio católico en Des Plaines creció precisamente porque muchos inmigrantes mexicanos no pueden costearse ir hasta la Basílica de Guadalupe en su país de origen y frecuentan Des Plaines.

Para Jesús Sánchez, custodio en una iglesia del barrio latino Pilsen de Chicago, la tradición de celebrar a la Virgen de Guadalupe comenzó desde su niñez en México.

"Desde que tengo uso de razón me acuerdo que tanto mi abuelita como mi madre siempre tenían reservado el 12 de diciembre para la virgen guadalupana", recordó Sánchez, quien cada año celebra misa en la Iglesia de San Pío en Pilsen y luego visita este santuario a las afueras de la ciudad.

Los inmigrantes, apunto Sánchez, traen esa tradición cuando cruzan la frontera en busca de una mejor vida.

"Cada año la han conocido más gente, basado en sus milagros y la han adoptado y poco a poco se va haciendo universal", opinó.

Por su parte, Irma Hernández, de 47 años, se mostró feliz de que vayan a construir esta nueva estatua, para la que necesitarán más de cien toneladas de cemento y otras cien toneladas de hierro.

"Yo he ido dos veces al santuario en Des Plaines y soy una creyente de la Virgen de Guadalupe y se me hace un muy buen proyecto", explicó a Efe Hernández. EFE