• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

Protestas en India tras el arresto de un sospechoso de violar a una niña

Protestas en India tras el arresto de un sospechoso de violar a una niña | AFP

Protestas en India tras el arresto de un sospechoso de violar a una niña | AFP

Las protestasaumentaron de intensidad después de que se publicara un video en el que un policía golpea a una mujer en una protesta y tras las noticias de que los investigadores ofrecieron unos 28 euros a la víctima de la familia para que no denunciara la agresión

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Cientos de manifestantes airados se reunieron el sábado en el exterior de la sede principal de la Policía de Nueva Delhi después de que una niña de cinco años fuera supuestamente violada y torturada, recordando el caso de la violación y muerte de una joven el pasado mes de diciembre que conmocionó al país.

La Policía arrestó al hombre acusado de la agresión en el estado de Bihar, en el este del país, y lo iba a trasladar a la capital para ser interrogado. La niña sufrió graves heridas y golpes por todo el cuerpo, incluyendo el cuello y la zona genital, según los médicos.

Las protestas, que comenzaron el viernes, aumentaron de intensidad después de que se publicara un video en el que un policía golpea a una mujer en una protesta y tras las noticias de que los investigadores ofrecieron 2.000 rupias (unos 28 euros) a la víctima de la familia para que no denunciara la agresión.

El caso hizo recordar la violación por parte de cinco adultos y un adolescente de una estudiante de fisioterapia de 23 años en un autobús en Delhi el 16 de diciembre.

La joven murió de las heridas en un hospital de Singapur pocos días después, en un caso que desató la ira en India. Aunque estadísticamente el país de 1.200 millones de habitantes no tiene la mayor incidencia de violaciones, la frecuencia y el aparente aumento de casos brutales lo ha convertido en un asunto político de primer nivel a un año de las elecciones generales.

El sábado, un grupo de hombres y mujeres pateaba y empujaba las barreras metálicas amarillas en el exterior de la sede de la Policía, en un intento de entrar.

La niña se encontraba "consciente y alerta" y en estado estable, pero sus heridas eran tan graves que podría necesitar cirugía correctora, dijo a la prensa un responsable del hospital estatal All India Institute of Medical Sciences.

La Policía identificó al acusado como Manoj, de 22 años, arrestado el viernes por la noche en Bihar, a donde había huido tras dejar a la niña creyendo que estaba muerta en un apartamento en el mismo edificio de Delhi en el que vive la familia.

La niña permaneció 40 horas secuestrada, según la Policía, que agregó que el acusado era un temporero en fábricas textiles y vivía con su padre, un vendedor de zumos. En el momento de su detención estaba escondido en la casa de sus suegros.

Los padres de ella eran jornaleros que vivían en una barriada pobre en las afueras de Delhi. La niña desapareció el 15 de abril, según Manish Sisodia, un dirigente del parido Aam Aadmi que organizó la protesta el viernes.

Medios locales dijeron que fue encontrada por unos vecinos que oyeron sus lloros dos días después.

"Encontramos velas y una botella dentro de la niña cuando la operamos", dijo B.N. Bansal, médico del hospital Swami Dayanand en el que fue atendida en primer lugar. "Las próximas 48 horas serán cruciales".

La oficina del primer ministro Manmohan Singh dijo en un comunicado que estaba profundamente conmocionado por esta última agresión. En diciembre, su Gobierno fue criticado por no responder con rapidez al horrible ataque sobre la joven estudiante.

Las protestas sin precedentes de miles de personas por todo el país eventualmente lo obligaron a aprobar en marzo una ley reforzada contra los crímenes sexuales, pero activistas dijeron el viernes que no basta para disuadir a los violadores en una sociedad mayoritariamente patriarcal.

"Si pensabais que simplemente aprobar una nueva ley iba a parar estos crímenes, estabais equivocados. Hace falta un control de las comunidades para frenar estos crímenes", declaró la activista Kiran Bedi en un canal de televisión.

El ministro del Interior, Sushil Kumar Shinde, dijo que el Gobierno iba a llevar a cabo una investigación sobre las acusaciones de negligencia policial.