• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

Protesta en Egipto por saqueos en zonas faraónicas

Construcción ilegal en un antiguo cementerio egipcio | AP

Construcción ilegal en un antiguo cementerio egipcio | AP

La construcción ilegal de un nuevo cementerio se desarrolla desde hace meses en parte de una necrópolis faraónica de hace 4.500 años

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Jóvenes egipcios protestaron en un importante centro histórico, donde demandaron que las autoridades detengan el saqueo y la construcción que amenazan una de las pirámides y cementerio más antiguos de la nación.

La construcción ilegal de un nuevo cementerio se desarrolla desde hace meses en parte de una necrópolis faraónica de hace 4.500 años.

La ampliación ha abarcado buena parte del complejo de Dashur, que casi no se ha explorado, donde el faraón Seneferu experimentó con las primeras pirámides de superficie lisa, que su hijo Jufu, también conocido como Keops, empleadas en la más famosa y cercana Meseta de Guiza, donde construyó la Gran Pirámide.

Las autoridades emitieron en enero una orden para sacar del lugar todos los equipos de construcción e instruyeron a la policía, del Ministerio del Interior, que la implementara, pero hasta ahora no se ha hecho nada.

Además, el vacío de seguridad que siguió al levantamiento popular de 2011, ha alentado a los saqueadores a acelerar sus excavaciones ilegales, lo que ha provocado enfrentamientos con guardias en el lugar.

El lunes, decenas de jóvenes manifestantes en el lugar, unos 40 kilómetros (25 millas) al sur de El Cairo, sostenían un cartel que decía: "Dios no bendice a una nación que abandona su herencia".

Ramadan Mohammed, estudiante de 20 años de la villa cercana de Mansheyet Dashur, dijo que ella misma vio los saqueos y que quería mostrar que los vecinos de Dashur no eran responsables de los hechos y no se les debe culpar.

"Estoy aquí para ver las respuesta del gobierno", dijo Mohammed, con la sombra de la Pirámide Acodada, construida por el faraón Seneferu, de fondo. "Los militares controlaron el país todo este tiempo y debían haber protegido el lugar y atrapado a los saqueadores, pero no hicieron nada", se quejó.

Expertos en antigüedades advierten que la construcción del nuevo cementerio también pone en peligro el complejo antiguo.

Los vecinos dicen que sus cementerios están llenos, pero las autoridades no dan permisos para construir nuevos, de manera que han comenzado a usar lo que insisten son terrenos baldíos en el desierto para erigir tumbas para sus familiares.

La zona, designada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, también incluye el adyacente Templo del Valle y la Pirámide Negra de Amenemhat III.