• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

Prorrusos presionan a Kiev para que retire su armamento pesado

Rebeldes prorrusos aseguraron que no se integrarán a ninguna negociación de paz con Kiev / EFE

Rebeldes prorrusos amanazaron con volver a las líneas de ataque si Kiev no quita su artillería pesada / EFE

El líder del grupo separatista amenazó con volver a la inciativa de ataque si el gobierno de Ucrania retira su artillería

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El líder de separatistas prorrusos de Donetsk, Alexandr Zajárchenko, amenazó hoy con devolver al frente el armamento pesado de sus milicias si las fuerzas de Ucrania no empiezan a retirar el suyo.

"La República Popular de Donetsk (RPD) da a Kiev hasta las 19.00 hora de Moscú del 27 de febrero para empezar a retirar su armamento pesado. De lo contrario, la RPD volverá a la línea de separación" entre las posiciones de ambos bandos, dijo Zajárchenko, citado por la agencia de los rebeldes DAN.

Poco antes, el Estado Mayor de las Fuerzas Armadas de Ucrania anunció en un comunicado que hoy comenzaba a replegar su armamento pesado del frente "en cumplimiento de los acuerdos alcanzados en Minsk el 12 de febrero".

Aunque el portavoz de la operación militar desplegada por el gobierno de Kiev en el este de Ucrania, Anatoli Stelmaj, aseguró enseguida que las fuerzas ucranianas ya han "empezado el repliegue de la artillería a lo largo de toda la línea de separación", los separatistas pusieron en duda la veracidad de sus declaraciones.

"Hasta ahora, no tenemos información alguna sobre la retirada del armamento pesado desde las posiciones ucranianas en la línea de separación. Esto nos hace dudar de la sinceridad de la parte ucraniana para poner fin a la sangrienta guerra fratricida", dijo el "número dos" del mando militar rebelde, Eduard Basurin.

Agregó, antes del ultimátum dado por Zajárchenko, que las milicias "prevén concluir la retirada" de la artillería de gran calibre "estrictamente de acuerdo a los plazos fijados por los acuerdos de Minsk", negociados durante 16 horas por los presidentes de Ucrania, Rusia, Alemania y Francia.

Mientras, según Zajárchenko, los rebeldes ya han completado el repliegue del 90% de su armamento pesado.

También el alto mando ucraniano advirtió de que "en caso de intentos de ataques (de los separatistas prorrusos), el calendario del repliegue del armamento pesado será corregido" y subrayó que "las tropas ucranianas están plenamente preparadas para defender el país".

El Estado Mayor recalcó que la retirada se llevará a cabo bajo la supervisión y verificación de la Organización para la Seguridad y Cooperación en Europa (OSCE).

"La parte ucraniana exige un alto el fuego total y el cumplimiento inmediato de los acuerdos de Minsk por todos sus signatarios", subrayó el mando ucraniano.