• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

Prohíben a abogado e hijo de Mursi visitarlo en prisión

Mohamed Mursi / Reuters

Mohamed Mursi / Reuters

La visita, rechazada por motivos de seguridad, fue denegada de acuerdo a la ley de prisiones de 1956, que le otorga el derecho al Departamento de Prisiones de aceptar o rechazar la visita a cualquier recluso

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Las autoridades penitenciarias egipcias prohibieron hoy a dos abogados, uno de ellos hijo del depuesto presidente Mohamed Mursi, visitar al exmandatario en la cárcel donde está preso cerca de Alejandría, informaron fuentes de seguridad y los Hermanos Musulmanes.

Una fuente del Ministerio del Interior, citada por la agencia oficial Mena, explicó que la administración del presidio de Burg Al Arab impidió que los letrados Ali Kamel y Osama Mursi lo visitasen, pese a que contaban con un permiso de la Fiscalía General.

La visita, rechazada por motivos de seguridad, fue denegada de acuerdo a la ley de prisiones de 1956, que le otorga el derecho al Departamento de Prisiones de aceptar o rechazar la visita a cualquier recluso por esta causa.

Por su parte, los Hermanos Musulmanes denunciaron lo sucedido en su página web y aseguraron que la defensa "tenía un permiso de la Fiscalía golpista" que autorizaba la visita al "secuestrado presidente".

Asimismo, dijeron que fuentes de la defensa señalaron que esta medida genera sospechas sobre la presencia de Mursi en esa prisión de alta seguridad.

Los Hermanos Musulmanes informaron recientemente de que el exjefe de Estado había sido trasladado a una base naval, pero este supuesto no ha sido confirmado por las autoridades.

El pasado 12 de noviembre, las autoridades penitenciarias egipcias trasladaron a Mursi a una celda individual de Burg al Arab, a donde fue llevado ocho días antes, tras el inicio de su juicio por la muerte de manifestantes.

La cárcel de Burg al Arab, construida en 2004, cuenta con estrictas medidas de seguridad y está situada en la zona desértica de Al Garbiniyat, al oeste de Alejandría.

Desde su derrocamiento, en un golpe de Estado el pasado 3 de julio, hasta el día del comienzo de su juicio, Mursi permaneció retenido por los militares en un lugar desconocido.

El depuesto presidente está siendo juzgado por su supuesta implicación en la muerte de manifestantes durante los disturbios que estallaron frente al palacio presidencial en El Cairo en diciembre de 2012.