• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

Programa de protección de testigos de EE UU perdió la pista de dos terroristas

Durante la revisión de los procedimientos, los agentes federales constataron que dos personas permanecían en paradero desconocido

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El programa federal de protección de testigos en EE.UU. perdió la pista de dos terroristas como resultado de fallos en su funcionamiento que permitieron, además, a otros acceder a vuelos nacionales pese a figurar en listas que lo prohíben, según un informe interno del Departamento de Justicia divulgado hoy.

El reporte del Inspector General del Departamento concluye que "existieron significativas deficiencias en el manejo de terroristas reconocidos o sospechosos de terrorismo" que fueron admitidos en este programa federal destinado a proteger a quienes colaboran con la Justicia.

La información salió hoy a la luz en un sumario público entregado al Congreso de EE UU y una vez que los errores han sido subsanados, ya que datan de años atrás.

Durante la revisión de los procedimientos, los agentes federales constataron que dos personas permanecían en paradero desconocido.

"Sabemos que dejaron el programa y el país años atrás. No hemos recibido información de que hayan regresado a los Estados Unidos", explicó un funcionario del Departamento de Justicia en una conferencia telefónica.

No obstante, puntualizó que ninguno de los incidentes es considerado una "amenaza" para la seguridad nacional.

Asimismo, en otros casos, los participantes en el programa, a los que se da nuevas identidades junto con sus familiares cercanos, pudieron acceder a vuelos comerciales pese a encontrarse en listas negras.

Fallos a la hora de compartir información y bases de datos entre las diferentes agencias de seguridad estadounidenses estuvieron en el origen de estos incidentes.

"Es posible que terroristas reconocidos o sospechosos de terrorismo hayan volado en vuelos comerciales dentro o desde EE.UU. y hayan eludido uno de los principales medios de identificación y rastreo de los movimientos", indicó el sumario.

Según el informe, desde la creación del programa en 1971, más de 18.000 testigos protegidos y sus familias se han acogido al mismo, y en mayo de 2012 se registraban 700 participantes activos.

Aunque comenzó centrado en los casos de narcotráfico, posteriormente se expandió a otro tipo de investigaciones como terrorismo o crimen organizado.