• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

Príncipe Enrique honra a los militares heridos y caídos en combate

El príncipe Enrique de Gales rinde tributo a los militares caídos en combate / EFE

El príncipe Enrique de Gales rinde tributo a los militares caídos en combate / EFE

Vestido con el traje azul y la gorra que conforman el uniforme del cuerpo de aviación militar del Reino Unido, Enrique caminó con paso firme y solemne entre las tumbas del cementerio nacional de Arlington

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El príncipe Enrique de Gales, nieto de la reina Isabel II, prosiguió este viernes con su gira que le lleva estos días a recorrer EE UU, y visitó las tumbas de soldados caídos en combate y a varios veteranos heridos que se recuperan en un hospital militar aledaño a Washington.

Enrique, que aterrizó ayer en la capital y ya se reunió con el senador por Arizona y ex candidato republicano a la presidencia de EE UU John McCain, y con la primera dama Michelle Obama en la Casa Blanca, dedicó la jornada exclusivamente al ámbito militar, dada su experiencia como piloto de guerra en la intervención en Afganistán.

"A mis camaradas de armas de los EE UU, quienes pagaron el sacrificio definitivo en aras de la libertad", fue la anotación que el hijo menor del heredero de la corona británica dejó firmada como "capitán Enrique de Gales" junto a un ramo de flores ante las tumbas de los soldados caídos en las misiones de Irak y Afganistán.

Vestido con el traje azul y la gorra que conforman el uniforme del cuerpo de aviación militar del Reino Unido, Enrique caminó con paso firme y solemne entre las tumbas del cementerio nacional de Arlington (Virginia), donde se entierra a los veteranos de todas las guerras en las que ha tomado parte EE.UU. desde la guerra de secesión.

El joven príncipe, de 28 años, permaneció rígido y en formación mientras la banda tocó los himnos del Reino Unido y EE.UU., tras lo que éste realizó otra ofrenda floral, esta vez a la tumba del soldado desconocido, alzada en honor a aquellos soldados fallecidos en guerra y cuyos restos jamás fueron identificados.

Después de su visita al cementerio, Enrique se dirigió al centro médico militar Walter Reed en Bethesda (Maryland), donde charló y acompañó durante varios minutos a veteranos heridos en combate que se recuperan allí de las secuelas físicas.

Así, Enrique puso hoy fin a sus dos días en la capital, para trasladarse ahora al centro del país, al estado de Colorado, donde visitará Denver y Colorado Springs, para acudir a la inauguración de los llamados "Warrior Games" ("Juegos del Guerrero"), un evento deportivo que reúne a más de 200 soldados heridos en servicio.

También está previsto que tras esta parada visite Nueva York, donde apoyará una iniciativa global para atraer visitantes, inversiones y estudiantes al Reino Unido, y posteriormente se trasladará a Nueva Jersey, para encontrarse con algunos de los supervivientes del huracán Sandy, que azotó la cuenca atlántica entre octubre y noviembre de 2012.

Finalmente, Enrique cerrará su estancia en EE.UU. en el estado de Connecticut, donde representará a la organización benéfica "Sentebale" en un partido de polo dedicado a promocionar esta ONG comprometida con la defensa de los derechos de los niños sin recursos.

Se trata de la primera vez que el hijo menor del príncipe Carlos, de 28 años, regresa al país norteamericano desde el pasado verano, cuando fue fotografiado desnudo en una fiesta en Las Vegas junto a varias mujeres.