• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

Príncipe Andrés asegura que la reina Isabel II no está enferma

El mensaje de la Reina fue grabado el viernes pasado en el Palacio de Buckingham y será transmitido el día 25 en BSkyB, BBC y ITV

La reina Isabel II

El duque de York dijo que la cancelación de una visita programada a la Ciudad Tecnológica de Londres ha sido una "medida de precaución"

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El duque de York, hijo de la reina Isabel II de Inglaterra, afirmó hoy que su madre "no está enferma" y que la cancelación de una visita programada a la Ciudad Tecnológica de Londres ha sido una "medida de precaución".

El príncipe Andrés, que visitó la sede de dos empresas en la capital británica en lugar de la soberana, explicó que es "más sensato" no arriesgar la salud de su madre, que cumplirá 87 años en abril y que recientemente ha padecido síntomas de gastroenteritis.

Las palabras del príncipe Andrés, que se disculpó por la ausencia de su madre, se suman al anuncio hecho este martes por un portavoz del Palacio de Buckingham, que señaló que la Reina no asistiría a ningún evento público en los próximos días.

La soberana británica continuará, no obstante, cumpliendo con actos previstos en el interior de su residencia oficial de Londres, según ese portavoz.

Isabel II sufrió síntomas de gastroenteritis hace poco más de una semana y tuvo que permanecer ingresada la noche del pasado día 3 en el hospital King Edward VII, en el centro de Londres, para ser examinada por los médicos antes de ser dada de alta al día siguiente.

Tras una semana con la agenda cancelada, este lunes, a última hora, el Palacio de BUckingham canceló su asistencia a una ceremonia religiosa por el Día de la Commonwealth para seguir "recuperándose" de su dolencia.

Fue la primera vez en 20 años que la Reina anuló un compromiso oficial por motivos de salud.

Isabel II reapareció no obstante, ese mismo día por la tarde, en la firma en Londres de un tratado de la Commonwealth por la igualdad de derechos en una recepción en Marlborough House, a pocos metros del Palacio de Buckingham