• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

Primera dama México dice no tener "nada que esconder"

La primera dama de México, Angélica Rivera / EFE

La primera dama de México, Angélica Rivera / EFE

Angélica Rivera, esposa del presidente Enrique Peña Nieto, anunció que pondrá a la venta sus derechos de compra sobre una mansión millonaria en la capital del país, luego de que generara críticas sobre posibles conflictos de interés

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

La primera dama de México, Angélica Rivera, anunció que pondrá a la venta sus derechos de compra sobre una mansión millonaria en la capital del país, luego de que generara críticas sobre posibles conflictos de interés.

Horas después de que el presidente Enrique Peña Nieto dijera que su esposa aclararía lo que dijo eran versiones "imprecisas", la primera dama divulgó el martes un video en su página de internet en el que aseguró que al final de su contrato, en 2010, y tras una carrera como actriz de 25 años, obtuvo un pago de la cadena Televisa que incluyó una casa y que tenía solvencia económica para adquirir otra vivienda vecina.

Aseguró que para adquirir la vivienda vecina firmó un contrato con una inmobiliaria por 54 millones de pesos (unos cuatro millones de dólares) a un plazo de ocho años y con un interés de 9%, y que hasta ahora había pagado cerca del 30%.

"No tengo nada que esconder", dijo Rivera en el video y añadió que además de la vivienda recibió de Televisa también más de 88,6 millones de pesos (más de 6,5 millones de dólares).

Sin embargo, dijo que tomó la decisión "de vender los derechos derivados del contrato de compraventa, porque yo no quiero que esto siga siendo un pretexto para ofender y difamar a mi familia".

Hace poco más de una semana el portal de noticias de la periodista Carmen Aristegui divulgó que el presidente tenía una casa privada registrada a nombre de una compañía que se ha visto beneficiada con obras públicas, aunque luego el gobierno dijo que era una vivienda de la primera dama.

Visiblemente molesto y con un tono de voz inusualmente elevado, el presidente Peña Nieto dijo el martes en un evento público que la información sobre la propiedad de su esposa ha provocado "un sinnúmero de versiones y de falsedades".

Tras asegurar que en medio de protestas ligadas a la desaparición de estudiantes percibe un "afán orquestado por desestabilizar" el proyecto de nación que impulsa a través de diversas reformas en áreas claves como energía, el mandatario dijo que pidió a su esposa aclarar las versiones sobre la propiedad de 1.414 metros cuadrados y de un valor aproximado de siete millones de dólares, según el reporte inicial del portal de Aristegui.

"No permitiré que este tema ponga en duda la confianza que la mayoría de los mexicanos me han confiado para conducir los destinos de la República", señaló Peña Nieto.

"Espero que la aclaración que personalmente dará mi esposa pueda dejar muy claro cómo fue que se hizo de esta propiedad, algo que hizo a partir de su trabajo", dijo Peña Nieto en un evento en el Estado de México, que bordea la capital. Dijo que Rivera es una mujer que "se dedicó a la actividad artística por más de 25 años y que todo ello le permitió ir generando su propio patrimonio, su propia independencia económica".

En su primer año y medio de gobierno, Peña Nieto logró impulsar 11 distintas reformas que sin embargo aún faltan por implementar la mayoría de ellas.

El discurso oficial, de hecho, había estado centrado prácticamente en las oportunidades que se abrían para México, aunque eso cambió a raíz de hechos como la desaparición en septiembre de 43 estudiantes de la Normal Rural de Ayotzinapa, que han desatado diversas protestas y señalamientos de que las autoridades de todos los niveles son de alguna manera responsables. Hasta ahora se desconoce aún su paradero, aunque las autoridades creen que podrían haber sido asesinados por sicarios tras haber sido detenidos por policías municipales.

La última polémica alrededor del gobierno federal surgió con el reporte sobre la mansión y aunque ha señalado que no hay ninguna irregularidad, el gobierno ha tenido poco éxito en aclarar los cuestionamientos.