• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

Presunto miembro de Al Qaeda en Israel pide ser liberado

Por medio de su abogado, al-Barak pidió a los jueces cancelar la orden de arresto que los organismos de seguridad israelíes emitieron contra él, y que renuevan cada seis meses

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Un presunto miembro de la organización terrorista Al Qaeda pidió hoy al Tribunal Supremo israelí que le deje en libertad después de tres años en una prisión sin haber sido sometido a juicio, informan medios locales.

Identificado como Samer al-Barak, el presunto miembro de Al Qaeda se encuentra en Israel desde 2010 en condiciones de detención administrativa, un polémico estatus legal que ha sido condenado en numerosas ocasiones por organizaciones de derechos humanos.

Por medio de su abogado, al-Barak pidió a los jueces cancelar la orden de arresto que los organismos de seguridad israelíes emitieron contra él, y que renuevan cada seis meses.

"No es un simple número, es una persona con familia, mujer, padres, hermanos y hermanas, tiene una casa", dijo su abogado Mahmid Salah.

Nacido en Kuwait en 1974, Al-Barak fue arrestado en condiciones poco claras en el paso fronterizo de Allenby, según los diarios Maariv y Yediot Aharonot entregado por la justicia jordana y, según otros medios, al intentar regresar a la zona de Kalkilia, de donde proviene y ahora residen sus padres.

Hilmi al-Barak relató al Yediot que su hijo estuvo entrando y saliendo de prisión en Jordania hasta que en 2010 fue entregado a Israel.

El presunto yihadista abandonó Kuwait en 1997 para estudiar microbiología en Pakistán y en 1998 se dirigió a Afganistán para recibir entrenamiento militar.

La Fiscalía israelí sostiene que en 2001 fue alistado por el actual líder de Al Qaeda, Ayman al-Zawahiri, y desde entonces se convirtió en uno de los expertos en bioterrorismo de la organización islamista.

Al-Barak estuvo bajo arresto en Guantanamo y, después, en Jordania, antes de intentar entrar en Cisjordania en 2010.

"Si es un terrorista tan importante... ¿porqué no lo han procesado?", se preguntó hoy el abogado defensor al pedir que sea dejado en libertad.

Israel se niega a dejarlo en libertad en el territorio palestino por temor a que cometa atentados o consolide la actividad de Al Qaeda en la zona, y en el último año buscó, sin éxito, un tercer país al que deportarlo, al parecer Egipto.

La última orden de arresto administrativo contra al-Barak vence en los próximos días, y el Tribunal Supremo debe decidir si ordena su libertad o si los organismos de seguridad pueden aplicarla otra vez.