• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

Presidente italiano espera resolver la crisis política sin elecciones

El primer ministro Enrico Letta se reunió con Giorgio Napolitano / Reuters

El primer ministro Enrico Letta se reunió con Giorgio Napolitano / Reuters

El presidente Giorgio Napolitano está tratando por tercera vez desde el 2011 de sacar al país del caos político

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El presidente de Italia comenzó conversaciones el domingo para sacar al país de una nueva crisis política, en un intento por frenar una acción del ex primer ministro Silvio Berlusconi por derrumbar al Gobierno y forzar nuevas elecciones a siete meses de los últimos comicios.

El presidente Giorgio Napolitano está tratando por tercera vez desde el 2011 de sacar al país del caos político, que ha probado ser una gran amenaza, no sólo para la tercera mayor economía de la zona euro, sino también para los esfuerzos de la región por detener su crisis de deuda de cuatro años.

Los más recientes problemas se desataron el sábado, cuando cinco miembros del gabinete del partido de Berlusconi renunciaron repentinamente, dejando al Gobierno sólo formalmente en pie.

Las renuncias fueron provocadas por enfrentamientos en una reunión de gabinete el viernes por una inminente alza de impuestos.

Las tensiones se han intensificado en la incómoda coalición del primer ministro Enrico Letta de partidos de izquierda y derecha desde el mes pasado, cuando Berlusconi, que es miembro del Parlamento, fue condenado por fraude tributario. Los legisladores deben votar a favor o en contra de su expulsión del Parlamento.

Letta se presentará ante el Parlamento el miércoles y se someterá a un voto de confianza para verificar el respaldo parlamentario que aún le queda.

El primer ministro posee una fuerte mayoría en la Cámara Baja y si puede obtener el apoyo de unas pocas decenas de senadores entre seguidores disidentes de Berlusconi o de partidos de la oposición, podría formar un nuevo Gobierno.

Pero si no encuentra respaldo y Napolitano no intenta formar un nuevo Gobierno de transición, Italia volverá rápidamente a las urnas.

En una entrevista por televisión el domingo por la noche, Letta dijo que creía que podría haber rebeldes dentro del partido Pueblo de la Libertad (PDL) de Berlusconi.

"Espero que haya una parte del PDL que no esté de acuerdo con Berlusconi", comentó al canal de televisión RAI.

Napolitano ha reiterado que sólo disolverá al Parlamento como último recurso.

La disputa política resultante inevitablemente desviará la atención de Roma desde reformas estructurales importantes que Italia necesita adoptar para curar sus problemas económicos y convertirse en un actor más fuerte dentro de la Unión Europea.

El país está saliendo de su peor recesión desde la Segunda Guerra Mundial.

CAOS POLITICO

Hace dos años, Italia se arriesgó a llevar la crisis de deuda de la zona euro a un punto de ebullición cuando sus costos de endeudamiento subieron con fuerza debido a la falta de confianza en que el entonces Gobierno de Berlusconi pudiera reducir la deuda del Gobierno de 2 billones de euros.

La renuncia de Berlusconi en el 2011 dio paso a un Gobierno de tecnócratas liderado por el ex comisario europeo Mario Monti, que impulsó algunos cambios económicos clave, particularmente una reforma a las pensiones.

Pero el caos político volvió a apoderarse de Italia este año cuando las elecciones de febrero no arrojaron a un ganador claro y un cuarto del voto popular fue para el movimiento antisistemas 5 Estrellas.

La inestabilidad política le ha costado caro a Italia. Los costos de endeudamiento del país alcanzaron un máximo nivel en tres meses en una subasta de bonos a 10 años el viernes, mientras que las primas que exigen los inversores para mantener deuda italiana en vez de alemana se amplió a 267 puntos básicos en vez de los 250 puntos básicos de comienzos de la semana.

En una entrevista el domingo, el ministro del Trabajo de Italia, Enrico Giovannini, dijo que esperaba que los mercados financieros estuvieran agitados el lunes debido a los últimos acontecimientos políticos, pero que la volatilidad no debe durar si hay una resolución rápida a la crisis.

"Si la inestabilidad persiste y afecta a la zona euro, entonces las autoridades internacionales podrían colocar mucha mayor presión" sobre Roma, afirmó Giovannini.

Berlusconi dijo que decidió tomar medidas el sábado tras ver el fracaso del Gobierno para evitar la prevista subida de los impuestos a las ventas durante una reunión de gabinete la víspera.

Letta afirmó que ese argumento era una "gran mentira" y agregó que el magnate mediático, que celebraba su cumpleaños número 77 el domingo, actuaba ante la furia por su expulsión del Parlamento tras ser condenado por fraude fiscal.

El gran riesgo de elecciones anticipadas es que debido a la ley disfuncional actual, es probable que conduzcan a un estancamiento similar al que tuvo lugar después de los comicios de febrero.

Letta dijo el domingo que su Gobierno ya ha redactado propuestas para cambiar esa ley.

"No podemos votar con la ley electoral actual. Tenemos que cambiarla", afirmó.