• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

Presidente israelí rechaza invitación para reunirse con Obama en Washington

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, durante el discurso del Estado de la Unión | Foto: AP

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama | Foto: AP

La Presidencia israelí en un escueto comunicado oficial señalaba que ambos líderes tenían dificultades en cuadrar la agenda

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El presidente de Israel, Reuven Rivlin, declinó una invitación para reunirse con el presidente de EE UU, Barack Obama, durante la actual visita que realiza a Nueva York, informan hoy medios israelíes.

Según éstos, la Casa Blanca se dirigió a destacados funcionarios israelíes y asesores de Rivlin el sábado pasado para estudiar la posibilidad de que se celebrara un encuentro entre ambos presidentes, oferta que el dirigente israelí declinó.

La Presidencia israelí, no obstante, no abunda en los detalles que han llevado a que no tenga lugar finalmente el encuentro y en un escueto comunicado oficial difundido anoche señalaba que ambos líderes tenían dificultades en cuadrar la agenda.

"En los últimos días ha habido contactos entre las partes relevantes de Israel y EE UU que han analizado la posibilidad de una reunión entre el presidente Obama y el presidente Rivlin durante su visita a Nueva York para comparecer en las conmemoraciones del (Día Internacional del) Holocausto en Naciones Unidas", se indica en la nota.

"En este punto, se ha acordado que no se celebre la reunión durante su visita debido a dificultades (para coordinar) las agendas de ambos líderes y que el encuentro se celebre en otra fecha", se añade.

Los medios israelíes revelan que la Presidencia israelí había informado a principios de diciembre al embajador en EE UU de la visita de Rivlin, información había sido transmitida a la Casa Blanca.

Una destacada fuente oficial israelí que cita hoy el diario "Haaretz", precisó que en un principio Rivlin no deseaba forzar el encuentro con Obama, pero que aceptaría de buen grado viajar a Washington si era invitado por la Casa Blanca.

El viceportavoz del Consejo de Seguridad Nacional de la Casa Blanca, Alistair Baskey, confirmó que Rivlin había sondeado en diciembre la posibilidad de un encuentro como parte de su visita a Nueva York y que se habían producido contactos entre los despachos de ambos presidentes sobre esa cuestión en las últimas semanas.

Washington no sugirió una fecha concreta para el encuentro, pero el pasado sábado los contactos se retomaron y la Casa Blanca sugirió a Rivlin que viajara a la capital estadounidense hacia finales de semana, después de que Obama regresara de la India y Arabia Saudí.

Rivlin declinó la oferta y sus asesores explicaron a sus homólogos norteamericanos que el presidente israelí tenía previsto regresar a su país antes de que Obama retornara a Washington.

Los medios locales se hacen eco de que más allá del desajuste de agendas, la decisión del jefe del Estado israelí pudo haberse visto afectada por la tensión originada por la reciente invitación republicana al primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, para que pronuncie un discurso sobre Irán ante el Congreso de EEUU.

La invitación y su aceptación por parte del premier israelí, sin que fuera coordinada, como rige el protocolo, con la Casa Blanca, ha causado malestar en la Administración Obama.

Analistas locales apuntan que pese a los altibajos en las relaciones entre Netanyahu y Obama, EE UU consideró la invitación a Rivlin como una manera de expresar la alianza estratégica que comparten ambos países y un gesto con el pueblo israelí.

Por su parte, Rivlin, según los medios, no deseaba que su eventual encuentro con Obama fuera interpretado como una afrenta política por ninguna de las dos partes.