• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

Presidente de comité del Senado estadounidense apoya ataque contra Siria

El presidente del Comité de Relaciones Exteriores del Senado de EE UU, el demócrata Bob Menéndez / AP

El presidente del Comité de Relaciones Exteriores del Senado de EE UU, el demócrata Bob Menéndez / AP

"Por supuesto que hay riesgos en una acción, pero las consecuencias de la inacción son mayores y aún más graves: un mayor desastre humanitario en Siria, inestabilidad regional, la pérdida de la credibilidad estadounidense en el mundo", reiteró Bob Menéndez

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El presidente del Comité de Relaciones Exteriores del Senado de EE UU, el demócrata Bob Menéndez, respaldó hoy un ataque militar contra Siria porque, a su juicio, la falta de acción frente al uso de armas químicas sería "aún más grave".

"Voté en contra de la guerra en Iraq y apoyo firmemente la retirada de las tropas estadounidenses de Afganistán. (Pero) hoy apoyo la decisión del presidente (Barack Obama) sobre el uso de la fuerza debido a este horrendo crimen contra la Humanidad", dijo.

Menéndez habló así al iniciarse la primera audiencia en el Congreso de EE UU dedicada a debatir un posible ataque militar contra el régimen sirio.

"Por supuesto que hay riesgos en una acción, pero las consecuencias de la inacción son mayores y aún más graves: un mayor desastre humanitario en Siria, inestabilidad regional, la pérdida de la credibilidad estadounidense en el mundo, un Irán y Corea del Norte envalentonados y la desintegración del derecho internacional", advirtió Menéndez.

La audiencia presidida por Menéndez cuenta con la participación de los secretarios de Estado, John Kerry, y de Defensa, Chuck Hagel, así como el jefe del Estado Mayor Conjunto, el general Martin E. Dempsey.

Menéndez advirtió a un puñado de activistas del grupo antibélico "CodePink" presentes en la reunión que no tolerará conductas que violen las reglas del Comité.

La de hoy forma parte de una serie de audiencias que realizará en las próximas dos semanas el Congreso antes del debate y voto definitivo de una resolución conjunta que autorice el uso de la fuerza contra Siria.

Obama y miembros de su Gabinete están volcados a convencer al Congreso de la necesidad de autorizar un ataque militar contra Siria para castigar el ataque con armas químicas del pasado 21 de agosto que, según reiteró Menéndez, dejó 1.429 muertos, "incluyendo al menos 426 niños".

Tanto dentro del Partido Demócrata como del Republicano hay división de opiniones sobre si Washington debe o intervenir en el conflicto civil en Siria que estalló en marzo de 2011 y se ha cobrado la vida de al menos 100.000 personas.

Actualmente hay seis millones de sirios refugiados o desplazados debido al conflicto.

Horas antes de la audiencia, al reunirse hoy con los principales líderes demócratas y republicanos de ambas cámaras del Congreso, Obama reiteró que la acción militar será "apropiada" y "limitada", y no implicará el despliegue de soldados sobre el terreno.

"Esto no es Iraq y no es Afganistán", afirmó Obama, al explicar que la misión será para "enviar un mensaje claro" al gobierno sirio y debilitar sus capacidades para el uso de armas químicas "tanto ahora como en el futuro".

El gobierno sirio niega las acusaciones y echa la culpa del ataque con armas químicas a los rebeldes, al tiempo que advierte de que la intervención de EE UU desataría un conflicto regional.