• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

Presidente de Ucrania ofrece reunirse con oposición para enfrentar crisis

Las protestas en Kiev continúan / Reuters

Las protestas en Kiev continúan / Reuters

Los antidisturbios se retiraron del campamento presionados por Europa y Estados Unidos, que condenaron la destrucción del centro de protesta en Kiev

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Manifestantes ucranianos se mantuvieron en sus posiciones el miércoles después de ser desalojados durante la noche por la policía antidisturbios y de que sus líderes rechazasen la oferta de diálogo de un presidente que dicen debe dejar de favorecer los lazos con Rusia en favor de la Unión Europea.

Presionado por Europa y Estados Unidos, que condenó la destrucción de campamento de protesta en el centro de Kiev, el presidente Viktor Yanukovich se ofreció a reunirse con los líderes de la oposición para encontrar una salida a la crisis que estalló el mes pasado cuando se rindió ante la presión de Moscú y rechazó un acuerdo de libre comercio con la UE.

Pero sus oponentes, cuyos simpatizantes siguen ocupando el ayuntamiento de la capital, rechazaron su invitación y se agarran a su petición de dimisión para el presidente y su gobierno.

Las autoridades realizaron su intento más contundente hasta el momento para recuperar el control de las calles, enviando batallones de policías antidisturbios con excavadoras a despejar la Plaza de la Independencia. Hubo enfrentamientos y arrestos pero la policía no pudo entrar en el cercano ayuntamiento y por la mañana se retiraron de la calle.

En cuestión de horas, después de reuniones con autoridades de Estados Unidos y la Unión Europea, que le instaron a comprometerse, Yanukovich pidió a sus opositores que se reuniesen con él para negociar una salida al estancamiento.

"Invito a los representantes de todos los partidos políticos, sacerdotes y representantes de la sociedad civil a un diálogo nacional", dijo en un comunicado en el que también pidió a la oposición que no vaya "por el camino de la confrontación y los ultimátum".

Uno de los líderes de la protesta, Oleh Tyahnibok, rechazó la iniciativa por ser "una farsa y una comedia", mientras que Arseny Yatsenyuk, líder de un importante partido de la oposición, dijo que solo se negociaría una vez se cumplan sus demandas. Estas incluyen la dimisión del presidente y su equipo y la liberación de prisioneros.

En unos de los comentarios más contundentes de Washington hasta el momento, el portavoz de la Casa Blanca urgió a Yanukovich a escuchar a la gente y volver a la integración de Ucrania en Europa: "El tipo de violencia que hemos visto en las calles de Kiev es inadmisible en un Estado democrático", añadió.

En juego está el futuro de un país de 46 millones de habitantes, dividido entre la esperanza popular de unirse a la corriente europea y las demandas de la antigua potencia soviética Rusia, que controla el flujo del gas natural necesario para evitar la bancarrota.

En el principal campamento de protesta en la Plaza de la Independencia, estrellas del pop, políticos y sacerdotes pedían a la policía que no derramara sangre. Los políticos de oposición convocaron a protestas masivas para proteger la plaza y predijeron que Yanukovich pronto sería derrocado.
El ministro del Interior, Vitaly Zakharchenko, hizo un llamamiento a la calma y dijo que no se asaltaría la plaza.

Pero incluso después de que los policías se retirasen de la calle, Vitaly Klitschko, campeón del mundo de boxeo que se ha convertido en una de las principales figuras de la oposición, dijo que los acontecimientos de la noche habían "cerrado el camino al compromiso".

"Entendemos que Yanukovich no tiene el deseo de hablar con la gente y solo entiende la fuerza física", dijo.

La policía llegó al centro de la ciudad entre gritos de "Márchate, criminal", en referencia a Yanukovich, que el mes pasado suspendió los planes para firmar un pacto comercial con la Unión Europea y en su lugar afianzar los lazos con Rusia.

Desalojo nocturno

Los movimientos de la policía comenzaron con la oscuridad cerca de la Plaza de la Independencia, donde miles de manifestantes han mantenido una vigilia entre el frío del invierno.

Los antidisturbios inundaron las carreteras hacia la plaza y se movieron lentamente hacia el campamento principal, echando abajo algunas barricadas. Decenas de manifestantes y policías resultaron heridos en peleas, pero varios oficiales dijeron que tenían orden de no usar la fuerza.

Pero la acción pareció detenerse al amanecer, cuando las temperaturas en la capital tapada por la nieve marcaban 8 grados bajo cero.

Muchos manifestantes dijeron que temieron ser atacados. Los sacerdotes entonaron oraciones desde un escenario e instaron a la policía a no usar la violencia. Ruslana, una estrella ucraniana del pop, dijo a la policía a través de un megáfono: "¡No nos hagan daño!".

Los líderes europeos dicen que el pacto comercial con Ucrania hubiera traído inversiones. Pero la industria de la era soviética del país depende del gas natural ruso, dando a Moscú una gran influencia.

El primer ministro, Mykola Azarov, dijo el miércoles que había dicho a los líderes europeos que necesitarían aportar a Kiev 20.000 millones de euros en ayuda para Ucrania para firmar el pacto estancado con Bruselas. Prometió que una reunión con responsables rusos prevista para el 17 de diciembre no incluiría conversaciones sobre la unión a una unión fronteriza dominada por Rusia.

Los países occidentales se expresaron en contra del uso de la fuerza.

"Estados Unidos expresa su disgusto con la decisión de las autoridades ucranianas de llegar a la protesta pacífica de la plaza Maidan de Kiev con policías antidisturbios, excavadoras y porras, en vez de con el respeto por los derechos democráticos y la dignidad humana", dijo el secretario de Estado de Estados Unidos, John Kerry, en un comunicado. "Esta respuesta ni es aceptable ni se ajusta a la democracia".

La jefa de Política Exterior de la UE, Catherine Ashton, y la asistente de la Secretaría de Estado de EEUU, Victoria Nuland, estaban en Kiev como parte de una agresiva campaña diplomática para tentar a Ucrania de vuelta a occidente.

Yanukovich dijo el martes que estaba comprometido con la integración europea, pero que Ucrania no tiene más remedio que restablecer las relaciones comerciales con Rusia.

El ministro del Interior, Vitaly Zakharchenko, hizo un llamamiento a la calma y dijo que no se asaltaría la plaza.