• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

Presidente de Israel asegura que la política rompió su matrimonio

El presidente de Israel, Simon Peres

El presidente de Israel, Simon Peres

"'Mira', le dije a ella, 'he servido al país, a la gente, toda mi vida. Esto es lo que llena mi vida, ni siquiera sé qué es descansar, para mí descansar es como morirse. Me moriría si no hago esto (...) Ella me respondió: 'Has hecho suficiente. Hay otras personas que pueden servir ahora al país''', agregó Shimon Peres

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El presidente israelí Shimon Peres confesó que su fallecida esposa y él decidieron continuar por "senderos separados" luego de que insistió en postularse en el 2007 a la presidencia.

Peres, de 90 años, raramente habla de su vida personal pero contó al diario Yediot Ahronot que su esposa Sonya le pidió que abandonara la política, algo que no podía aceptar. Los comentarios, publicados el lunes, aparecieron en momentos en que Peres está a punto de concluir en julio un mandato de siete años como jefe de estado, una posición en gran medida ceremonial.

"'Mira', le dije a ella, 'he servido al país, a la gente, toda mi vida. Esto es lo que llena mi vida, ni siquiera sé qué es descansar, para mí descansar es como morirse. Me moriría si no hago esto''', contó Peres.

"Ella me respondió: 'Has hecho suficiente. Hay otras personas que pueden servir ahora al país''', agregó el presidente. "'Puede que sea así', le respondí, 'pero creo que no puedo hacer otra cosa que no sea esto'. Así que decidimos ir por senderos separados".

Sonya Peres falleció en el 2011 a los 88 años.

Durante las décadas en que su esposo estuvo enfrascado en su carrera política, su esposa se mantuvo fuera de la luz pública y era muy independiente.

Cuando Peres llegó a la presidencia en el 2007 y se trasladó a Jerusalén, ella permaneció en su apartamento de Tel Aviv y vivieron vidas separadas. Nunca se divorciaron oficialmente.

La pareja tuvo tres hijos, ocho nietos y tres biznietos.

En la entrevista, Peres contó que tuvieron un matrimonio feliz y amoroso aunque a la postre su esposa no pudo aceptar que la política fuera la prioridad.

"Fue difícil, pero la respeté y ella me respetó. Si hubiese estado (con ella), me habría sofocado", contó el mandatario.