• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

Presidente de Honduras dice que se pondrá orden en su país para frenar violencia

Juan Orlando Hernández / EFE

Juan Orlando Hernández / EFE

"A los delincuentes se les acabó la fiesta, haremos lo que tengamos que hacer para que el pueblo hondureño viva en paz. El país no puede seguir como un potrero, pondremos orden y en eso estamos trabajando con todos los órganos operadores de justicia", dijo Juan Orlando Hernández

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El presidente de Honduras, Juan Orlando Hernández, dijo hoy que se pondrá "orden" en su país para frenar la violencia en esta nación centroamericana, que registra un promedio de 14 muertes a diario este año.

"A los delincuentes se les acabó la fiesta, haremos lo que tengamos que hacer para que el pueblo hondureño viva en paz. El país no puede seguir como un potrero, pondremos orden y en eso estamos trabajando con todos los órganos operadores de justicia", dijo Hernández en un comunicado de la Casa Presidencial.

El gobernante supervisó este jueves la instalación de la Fuerza de Seguridad Interinstitucional Nacional (Fusina) en el oriental departamento de El Paraíso.

Hasta el momento, la Fusina, que integran la Policía Nacional, la Policía Militar, la Tropa de Inteligencia y Grupos de Respuesta Especial de Seguridad, jueces y fiscales, opera en cinco departamentos hondureños: Cortés, Yoro (norte), Valle, Choluteca (sur) y El Paraíso.

Hernández, quien asumió el poder el 27 de enero pasado, destacó que "no es fácil esta batalla contra la delincuencia", pero aseguró que "no descansaremos" hasta reducir "drásticamente" los índices de violencia en Honduras.

"Los criminales quieren apoderarse incluso en pueblos y ciudades en los que históricamente el pueblo ha vivido en paz", señaló, al tiempo que anunció que se han comprado más de 5.000 chalecos antibalas para las fuerzas de seguridad.

El mandatario recordó que a finales de enero las fuerzas de seguridad detuvieron en su natal departamento de Lempira, occidente del país, a un hondureño y un colombiano con más de 3.000 plantas de marihuana y con armas de fuego.

Esto evidencia, añadió, que los delincuentes "se van a los lugares que viven en paz (...) y eso no lo debemos permitir".

El gobernante también invitó a los líderes religiosos a que acompañen a los maestros en inculcar "buenos valores" a la juventud porque, en su opinión, "es un magnífico método de prevención" de la violencia.