• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

Rafael Correa dice que aún no hay indicios de matanza indígena

El presidente de Ecuador, Rafael Correa / Reuters

El presidente de Ecuador, Rafael Correa / Reuters

El presidente de Ecuador advirtió que la presencia de las menores en territorio waorani "puede ser fuente de permanente conflicto"

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Las autoridades ecuatorianas carecen aún de indicios sobre una presunta matanza de indígenas a manos de un clan rival en la Amazonía, que según líderes aborígenes habría dejado unos 30 muertos, dijo el sábado el presidente Rafael Correa.

"Se habla de 18 muertos, por ahí dijeron 30 muertos, pero hasta ahora no se encuentra ningún cadáver", señaló Correa en su informe semanal de labores. El mandatario indicó que dos niñas taromenane -la etnia supuestamente atacada por nativos waorani el 29 de marzo- se encuentran en poder de ésta última tribu y fueron vacunadas contra potenciales enfermedades por personal del Ministerio de Salud.

Los taromenane y los tagaeri viven en aislamiento voluntario en la provincia de Orellana (este) y, según dirigentes waorani (en contacto con la civilización), sumarían unos 200 miembros. Correa advirtió que la presencia de las menores en territorio waorani "puede ser fuente de permanente conflicto".

"Lastimosamente ha habido graves problemas entre los no contactados y los contactados. Se han mandado varias expediciones aéreas, terrestres, pero no sabemos. Este es un caso extremadamente difícil y complejo por su naturaleza", enfatizó.

El mandatario expresó que la agresión al parecer se produjo en venganza por el asesinato a lanzazos, el 5 de marzo, de dos ancianos waorani por parte de los taromenane. En tanto, Correa descartó que el conflicto -que se originó hace varias décadas- esté relacionado con las actividades petroleras en la zona, que según indigenistas perturban a los no contactados y reducen el espacio para su supervivencia. "Nada tienen que ver las petroleras allí, es un problema entre clanes", sostuvo, y remarcó que en el área hay presencia del Estado a través del ejército, la policía y la fiscalía, que indagan el caso.

El viernes, el presidente de la Nacionalidad Waorani (NAWE), Cahuetipe Yeti, declaró a la AFP que la incursión habría dejado "más de 30 muertos", según le informaron atacantes con quienes se reunió en el remoto caserío de Yarentaro. Previamente, el vicepresidente de la NAWE, Gilberto Nenquimo, citando también a los agresores, dio cuenta de 18 fallecidos.