• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

Presidente de China visita por primera vez la UE para reforzar la relación

Xi Jinping llegó el domingo a Bruselas acompañado de su esposa, Peng Liyuan

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El presidente de China, Xi Jinping, escribió hoy una página "histórica" en las relaciones entre la Unión Europea (UE) y China al convertirse en el primer mandatario de su país que visita las instituciones comunitarias, una prueba de la importancia que dedica a sus socios europeos.

Xi llegó el domingo a Bruselas acompañado de su esposa, Peng Liyuan, para realizar un viaje oficial de tres días a Bélgica, que incluye el paso por las instituciones de la Unión y que supone el colofón a una gira por Europa que lo ha llevado además a Holanda, Francia y Alemania.

Así, Xi visitó las sedes de las principales instituciones, donde fue recibido por el presidente del Parlamento Europeo, Martin Schulz, y tuvo una comida de trabajo con los presidentes del Consejo Europeo, Herman Van Rompuy, y de la Comisión Europea, José Manuel Durao Barroso.

"Ambas partes estuvieron de acuerdo en que esta primera visita del presidente chino a la UE ha sido un hito histórico en las relaciones UE-China", destacaron en una declaración conjunta.

El objetivo de la visita de Xi a la UE ha sido "reforzar la asociación y los contactos a nivel presidencial entre China y las instituciones europeas", destacaron fuentes comunitarias.

"Recibir en las sedes de las instituciones de la UE por primera vez a un presidente de China (...) Es algo que marca la importancia de la UE para China", enfatizaron.

Las fuentes destacaron que no se trató de una cumbre en la que abordar una agenda oficial, y precisaron que el encuentro "forma parte de un proceso, no es un momento específico de toma de decisiones".

Al término de la reunión, Xi, Van Rompuy y Barroso descartaron celebrar una rueda de prensa para detallar el resultado de sus conversaciones pero publicaron un comunicado conjunto.

Entre otros asuntos, las partes celebraron el curso de la negociación de un acuerdo bilateral de inversiones, del que ya se han celebrado dos rondas, aunque fuentes comunitarias reconocieron que les gustaría ver una evolución más rápida.

La UE también mostró su apoyo a que China se una a la negociación de un acuerdo para liberalizar el comercio de servicios (TiSA) -una iniciativa abierta a todos los miembros de la Organización Mundial del Comercio (OMC)-, tal y como expresó el comisario europeo de Comercio, Karel De Gucht, en un encuentro con Xi.

Ambas partes celebraron asimismo que hayan solucionado disputas comerciales que mantenían sobre productos como el vino o los paneles solares, aunque otras sigan abiertas, como la que mantienen sobre las tierras raras o la investigación antisubsidios abierta por la UE a las importaciones chinas de redes de comunicaciones móviles (Bruselas decidió cerrar la investigación antidumping).

Por otra parte, Barroso y Van Rompuy agradecieron al presidente chino el apoyo prestado por su país a la UE durante la crisis del euro, al ser China "uno de los países que mostró siempre gran confianza en la posibilidad de que Europa saldría de esa crisis", apuntaron fuentes comunitarias.

En el plano de política internacional, hablaron de Irán, Siria o Ucrania y, sobre derechos humanos, "las dos partes reafirmaron la importancia de su promoción".

Precisamente, la visita de Xi ha causado polémica en Bélgica en cuanto a que algunas peticiones de manifestación en contra de la política china de derechos humanos no han recibido el permiso de las autoridades belgas para poder celebrarse.

Una de las protestas que sí tuvo lugar, en la plaza de Luxemburgo, próxima a la sede de la Eurocámara, reunió a dos centenares de personas de las que unas 50, de origen tibetano, se raparon la cabeza para reclamar el respeto de los derechos humanos y en solidaridad con las 133 personas que se han inmolado en el Tíbet desde 2009.

El presidente del Comité Económico y Social Europeo -institución consultiva de la UE-, Henri Malosse, participó hoy también en una manifestación pro derechos humanos en China y destacó en un comunicado la importancia de que la UE aborde ese asunto con Pekín.

Xi concluirá mañana su visita a Bélgica con un discurso en el Colegio de Europa de Brujas (oeste).