• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

Prensa cubana publicó una inusual entrevista al cónsul estadounidense

Timothy Roche, cónsul de EE UU | Granma

Timothy Roche, cónsul de EE UU | Granma

Timothy Roche dijo que aprueba la reforma migratoria en Cuba, pero advirtió de que la política de visas hacia la isla no cambió

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

La prensa oficial cubana publicó el lunes una inusual entrevista al cónsul estadounidense, Timothy Roche, quien aseguró que ve con buenos ojos la reforma migratoria en Cuba pero aclaró que la política de visas hacia la isla no varió.

Granma, órgano de difusión del Partido Comunista de Cuba, ocupó una página completa con la entrevista, algo poco habitual en la isla donde los funcionarios estadounidenses son vistos por los medios informativos como representantes de un país hostil.

"La SINA (Sección de Intereses de Estados Unidos en Cuba, por sus siglas en inglés) informa sobre trámites consulares para viajar a Estados Unidos", tituló el rotativo. "Tras la actualización de la política migratoria cubana, funcionarios estadounidenses aseguran que sus regulaciones no han cambiado", agregó.

Cuba puso en práctica una reforma migratoria a mediados de enero eliminando el requisito de permiso de salida y aliviando los trámites para los cubanos que deseen viajar al exterior.

Además flexibilizó el tiempo por el cual los cubanos pueden estar fuera del país -hasta 24 meses- sin perder sus prestaciones sociales y servicios médicos, gratuitos en la isla para los ciudadanos.

Roche dijo que pese a los cambios en la isla que su gobierno "acoge positivamente", la política estadounidense no se ha modificado por lo que los interesados en viajar a Estados Unidos tienen que solicitar un turno para la visa -que demora 18 meses- y pagar los 160 dólares establecidos sea o no que se la den.

"En el caso de visas de turistas, nuestra ley es bien exigente y hay que mostrar que (la persona que va a viajar) tiene lazos fuertes en Cuba, que no se va a quedar en Estados Unidos para trabajar", aclaró el funcionario.

Según Roche "los funcionarios consulares asuman que todos los solicitantes de visas temporales son posibles inmigrantes".

Para el caso de las personas que quieran emigrar de manera definitiva deben ser invitados por un familiar ciudadano americano o residente permanente en Estados Unidos.

Las autoridades isleñas suelen reprochar a Estados Unidos la vigencia de la Ley de Ajuste Cubano, una norma de la década de los 60 que permite a los ciudadanos de esta nación caribeña obtener ayuda económica y papeles legales pues los considera refugiados políticos sin distinción de cómo llegaron o sus causas.

Además a los 11 meses de haber llegado obtienen el derecho a su ciudadanía estadounidense.

Muchos hicieron notar que ahora, bajo la nueva ley migratoria cubana, los ciudadanos pueden estar fuera del país 24 meses por lo cual estarían en condiciones de viajar al vecino país, tomar todos los beneficios de la Ley de Ajuste Cubano y luego regresar a la isla sin perder los de aquí.

Cuba y Estados Unidos tienen una fuerte disputa desde el triunfo de la revolución cubana en 1959 y Washington mantiene un conjunto de sanciones económicas y políticas a la isla presionando por un cambio en su sistema de gobierno.