• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

Potencias dividas sobre destino de Siria

Estados Unidos y Rusia tienen posiciones enfrentadas sobre la suerte del régimen de Al Assad, mientras el conflicto de intensifica

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Rusia manifestó su apoyo a Lakhdar Brahimi, enviado de paz internacional, pero

insistió en que la salida de Bashar al Assad, presidente de Siria, no puede ser una precondición para un acuerdo para poner fin al conflicto en el país.

Alrededor de 60.000 sirios han muerto durante la revuelta de 21 meses y las potencias mundiales están divididas sobre cómo detener la escalada de violencia.

Aviones del gobierno de Al Assad bombardearon ayer distritos de las afueras de Damasco.

Estados Unidos, potencias europeas y los estados árabes del golfo Pérsico insisten en que Al Assad debe dejar el poder para terminar con la guerra civil, pero Rusia sostiene que el futuro de Siria debe ser decidido por los ciudadanos.

Rusia ha sido el partidario internacional más poderoso de Al Assad y junto a China ha bloqueado tres resoluciones del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas. Al Assad también cuenta con el apoyo de Irán.

Brahimi, que está tratando de avanzar sobre la base del acuerdo alcanzado en Ginebra el 30 de junio, se ha reunido tres veces con altos funcionarios rusos y estadounidenses desde comienzos de diciembre del 2012 y se reunió con Al Assad en Damasco.

Rusia y Estados Unidos no están de acuerdo respecto a qué significa el pacto de junio para Al Assad pues Washington dijo que envió una clara señal de que debe irse, mientras que Rusia cree que no.

El ex primer ministro sirio Riad Hiyab, que desertó del régimen en agosto pasado, acusó de asesinar a su cuñado, el suboficial Faisal Okleh, a las fuerzas del sistema.