• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

Potencias occidentales harán bombardeos concentrados contra objetivos militares

Bashar al-Assad Presidente de Siria | EFE

Bashar al-Assad Presidente de Siria | EFE

La intención de la acción armada no es derrocar al régimen del presidente Bashar al Assad

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Los jefes militares de diez países, entre ellos el estadounidense Martin Dempsey, abordaron ayer en Jordania una posible intervención en Siria que, según la oposición siria, está decidida y es inminente.

Suenan tambores de guerra desde Estados Unidos, Reino Unido o Francia. El portavoz del rebelde Ejército Libre Sirio, coronel Qasem Sadedín, dijo que de acuerdo con sus informaciones, la operación militar en Siria empezará la semana próxima y consistirá en bombardeos intensos y concentrados contra objetivos militares y de seguridad. Otra versión sostiene que comenzarán esta semana.

Según los opositores al gobierno de Bashar al Assad, los “Amigos de Siria" -grupo integrado por Estados Unidos, Reino Unido, Francia, Alemania, Italia, Turquía, Arabia Saudí, Emiratos Árabes Unidos, Egipto, Jordania y Qatar- les confirmaron que habrá una acción militar.

Posiciones internacionales. Estados Unidos dijo que no debería haber dudas sobre que el gobierno de Siria lanzó el ataque químico denunciado la semana pasada en las afueras de Damasco y aseguró que en los próximos días difundirá un informe de inteligencia que demostrará lo sucedido, dijo el portavoz de la Casa Blanca, Jay Carney.

El funcionario explicó que el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, sigue analizando qué respuesta adoptar contra Damasco. "Las posibilidades que estamos examinando no son para derrocar al régimen”, puntualizó Carney.

El secretario de Defensa, Chuck Hagel, declaró que su país está preparado. "Hemos desplazado recursos al terreno para cumplir y acatar cualquier opción que el presidente Obama desee emprender", explicó.

Obama estudia la posibilidad de un ataque breve y limitado: que no duraría más de dos días y permitiría a Estados Unidos evitar una implicación mayor en la guerra civil en Siria.

El primer ministro británico, David Cameron,  afirmó que una intervención tendría como objetivo reducir la capacidad de utilización de armas químicas del régimen. Londres indicó que el ejército británico se prepara ante la posibilidad de una acción militar, aunque confirmó que Gran Bretaña no planea derrocar el régimen de Al Assad.

El presidente de Francia François Hollande aseguró que su país está dispuesto a intervenir militarmente en Siria para castigar al régimen.

Siria –por su parte- prometió que se defenderá y sus socios advirtieron de las consecuencias de esta decisión. "Tenemos dos opciones: rendirnos o defendernos con los medios que tenemos. La segunda alternativa es la mejor: nos defenderemos", concluyó el ministro de Relaciones Exteriores, Walid Mualem.

El Cairo en desacuerdo

Egipto pertenece a “los amigos de Siria” y rechazó una intervención militar en ese país y abogó por una solución política al conflicto.

El jefe de la diplomacia egipcia, Nabil Fahmi, afirmó que una respuesta al supuesto uso de armas químicas en Siria debe consensuarse en los organismos internacionales, en especial en el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas.

Advierten consecuencias

El ministro de Defensa de Irán, Hosein Dehqan, advirtió que una acción militar de los occidentales contra Siria amenazaría la estabilidad y la seguridad en la región. Irán es el principal aliado regional del presidente, Bashar al Assad

1.000 muertos es el saldo que según la oposición dejó el ataque con armas químicas cerca de Damasco