• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

Poroshenko destituye al fiscal general de Ucrania

La destitución fue exigida al presidente el pasado por los activistas del Maidán

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El presidente de Ucrania, Petró Poroshenko, aceptó hoy la dimisión presentada por el fiscal general interino del país, Oleg Majnitski, nombrado acto seguido como consejero del mandatario ucraniano.

Poco antes, el líder ucraniano presentó a la Rada Suprema (Parlamento) de Ucrania la candidatura del actual viceprimer ministro Vitali Yarema al cargo de fiscal general.

La destitución de Majnitski fue exigida al presidente el pasado domingo por los activistas del Maidán, movimiento popular que derrocó en febrero al presidente Víktor Yanukóvich y que reunió el pasado domingo a miles de personas en la plaza de la Independencia de Kiev.

También el jefe del Banco Nacional de Ucrania, Stepán Kúbiv, presentó hoy su dimisión al presidente, aunque manifestó su intención de continuar en la vida pública del país.

Poroshenko también planteó hoy a la Rada cambiar al ministro de Exteriores, Andréi Deschitsa, quien profirió insultos contra el presidente ruso, Vladímir Putin.

El mandatario ucraniano propuso al actual embajador de Ucrania en Alemania, Pável Klimkin, como candidato idóneo para encabezar la diplomacia del país.

La candidatura fue presentada ante la Cámara de Diputados justo después de una conversación telefónica que mantuvo anoche el presidente ucraniano con Putin.

Deschitsa se sumó este fin de semana a un grupo de manifestantes frente a la embajada rusa en Kiev en una ofensiva canción sobre el presidente ruso.

Tras el incidente, Moscú dejó claro que no tratará con Deschitsa, a quien su homólogo ruso, Serguéi Lavrov, llamó "un elemento marginal" a raíz de lo sucedido.

El propio ministro ucraniano justificó su comportamiento alegando que intentaba que los manifestantes más radicales dejaran de atacar el edificio.

Una manifestación para protestar por el apoyo de Moscú a los separatistas del sureste de Ucrania se convirtió el sábado en un ataque contra la sede de la embajada rusa