• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

Políticos e intelectuales advierten de "consecuencias devastadoras" de la guerra antidroga

Aseguran que el uso de los estupefacientes "ha aumentado, y su suministro es más barato, más puro y más accesible que nunca"

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Los presidentes de Colombia y Guatemala, ex presidentes de varios países y otras personalidades como Mario Vargas Llosa y Noam Chomsky alertaron hoy de las "consecuencias devastadoras a nivel mundial" de la guerra antidrogas y reclamaron una rápida revisión de las políticas contra este problema global.

En una carta abierta, suscrita por una treintena de personalidades, entre ellas los presidentes Juan Manuel Santos, de Colombia, y Otto Pérez Molina, de Guatemala, se insta a reconocer que "cincuenta años después de que fuera lanzada la Convención Única de Estupefacientes de las Naciones Unidas en 1961, la guerra contra las drogas ha fracasado".

Aseguran que el uso de los estupefacientes "ha aumentado, y su suministro es más barato, más puro y más accesible que nunca".

Y recuerdan que hay 250 millones de consumidores de drogas y "las drogas ilícitas constituyen actualmente la tercera industria más rentable del mundo", después de la alimenticia y el petróleo, "con un valor estimado de más de 350.000 millones anuales de dólares, completamente bajo el control de criminales".

Además, destacan que la lucha contra las drogas le cuesta al contribuyente mundial una cifra "incalculable" por año.

La misiva, también firmada por los expresidentes Jimmy Carter (EEUU), Fernando Cardoso (Brasil), César Gaviria (Colombia), Vicente Fox (México) y Lech Walesa (Polonia), además de varios premios Nobel, artistas y empresarios, afirma que "decenas de miles de personas mueren cada año en la guerra contra las drogas".

Asimismo, "hay millones de personas en prisión a nivel mundial por delitos relacionados con estupefacientes, por lo general consumidores y traficantes menores".

Estas personalidades alertan de que "la corrupción entre los políticos y aquellos encargados de velar por el cumplimiento de la ley, especialmente en los países productores y de tránsito, se ha extendido como nunca, poniendo en peligro la democracia".

Según los firmantes, "las políticas de prohibición crean más daños de los que previenen" y por eso reclaman "propuestas basadas en la salud" porque, a su juicio, "producen mejores resultados que aquéllas basadas en la criminalización".

Reconocen también que "el mejoramiento de las políticas de drogas es uno de los desafíos clave de nuestro tiempo".

Apostaron así por "reevaluar" la Convención Única sobre Estupefacientes de la ONU y por otorgar a los países la libertad de elegir las políticas de drogas que mejor se adecúen a sus necesidades internas.

"Ya que no podemos erradicar la producción, demanda o uso de drogas, debemos encontrar nuevas maneras de minimizar los daños", aseguran los firmantes, al remarcar que es "imperativo estudiar nuevas políticas basadas en evidencia científica" y que "éste es el momento de actuar".

Entre los firmantes también están el Nobel de Literatura peruano, Mario Vargas Llosa, el exsecretario general del Consejo de la UE, el español Javier Solana; el filósofo estadounidense Noam Chomsky; el fundador de Facebook, Sean Parker; los músicos Sting, Yoko Ono y Gilberto Gil y el director de cine Bernardo Bertolucci.

La difusión de la carta coincide con la celebración en Bogotá de la IV Conferencia Latinoamericana sobre Políticas de Drogas, en la que desde el miércoles expertos de la región abogan también por un cambio en las políticas antidroga ante la evidencia del fracaso de la guerra contra los narcos.