• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

La Policía intercepta 3.000 litros de alcohol adulterado en República Checa

Tras dar con la pista del distribuidor en la localidad de Semily, los agentes han decomisado de sus almacenes 6.158 litros de alcohol, del cual más de la mitad eran tóxicos

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Una operación conjunta de la policía y los aduaneros de la República Checa ha permitido requisar, en el norte del país, un importante cargamento de bebidas adulteradas con alcohol metílico, producto que ha causado ya la muerte de 28 personas.

Tras dar con la pista del distribuidor en la localidad de Semily, los agentes han decomisado de sus almacenes 6.158 litros de alcohol, del cual más de la mitad eran tóxicos, según informó la portavoz de la Dirección de Aduanas, Martina Kankova.

"En más de tres mil litros de las bebidas alcohólicas requisadas los laboratorios encontraron metanol, en una cantidad que en mucho supera el contenido máximo permitido. Luego fueron colocadas etiquetas falsificadas de vodka y ron checo", precisó Kankova.

El distribuidor, de 45 años, que fue detenido y posteriormente acusado de un delito contra la salud, aunque no tendrá prisión preventiva, según confirmó la portavoz de la policía de Liberec, Vlasta Suchankova.

La policía hizo esta semana un nuevo llamamiento a la población a no consumir bebidas alcohólicas sin el sello fiscal y sin saber el origen.

El pasado 27 de septiembre se revocó parcialmente la "ley seca", que afectó durante unas semanas a bebidas alcohólicas con más de 20 grados de alcohol debido a la intoxicación que empezó el 6 de septiembre.

Desde entonces pueden venderse en establecimientos y servir a clientes en caso de que las bebidas alcohólicas fueran enbotelladas antes del 1 de enero de 2012.

Las bebidas embotelladas desde el 1 de enero deben tener nuevos sellos fiscales y certificados de garantía.