• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

Policía china detiene a siete sospechosos de incitar a inmolación

Los detenidos son sospechosos de haber alentado a Sangye Gyatso, de 26 años y residente de la aldea de Duohe, en la ciudad de Hezuo, a prenderse fuego el pasado 6 de octubre

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

La Policía de la provincia china de Gansu ha detenido a siete personas sospechosas de haber incitado a una persona tibetana a prenderse fuego a lo bonzo, informó la agencia oficial Xinhua.

Según la Policía de Gansu, que Xinhua cita en un comunicado, los detenidos están vinculados al Congreso Juvenil Tibetano.

Los detenidos son sospechosos de haber alentado a Sangye Gyatso, de 26 años y residente de la aldea de Duohe, en la ciudad de Hezuo, a prenderse fuego el pasado 6 de octubre.

Sangye Gyatso murió como consecuencia de sus quemaduras.

Entre quienes presenciaron la inmolación se encontraban varios de los detenidos, que según la Policía tomaron fotos del incidente y las enviaron al exterior.

A finales del año pasado China introdujo un cambio en las normas por el cual cualquier persona sospechosa de incitar o de ayudar a alguien a prenderse fuego como medida de protesta será acusada de asesinato.

Desde el año 2009 se han producido 96 episodios en los que tibetanos se han quemado a lo bonzo, de los que al menos 81 han causado la muerte de su protagonista.

El número de protestas suicidas en Tíbet o regiones chinas habitadas por tibetanos se disparó a raíz de la celebración del XVIII Congreso del Partido Comunista de China (PCCh) a mediados de noviembre.

Quienes se inmolan reclaman el regreso del líder espiritual tibetano, el Dalai Lama, y la liberación de Tíbet, mientras que el régimen comunista chino acusa al Dalai Lama de alentar estas protestas con fines políticos.

China considera Tíbet parte del país desde hace siglos, por uniones dinásticas y conquistas en la época imperial, si bien para los tibetanos en el exilio el "Techo del Mundo" era virtualmente independiente hasta que fue ocupado por el Ejército comunista a principios de la década de los 50 del siglo pasado.