• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

Policía colombiana incautó 20 toneladas de alimentos procedentes de Venezuela

El contrabando entre ambos países ha aumentado por la escasez de más de 29% en Venezuela / Foto Archivo

El contrabando entre ambos países ha aumentado por la escasez de más de 29% en Venezuela / Foto Archivo

El valor de la mercancía ilegal era de aproximadamente 27.071 dólares

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Aproximadamente veinte toneladas de alimentos básicos de contrabando procedentes de Venezuela fueron incautadas por la Policía Fiscal y Aduanera de Colombia en la ciudad de Cúcuta, en la zona fronteriza entre ambos países.

La institución informó que se intervinieron dos cargamentos con arroz, harina de maíz y de soya, mayonesa, azúcar y mantequilla.

Según la Polfa, el valor comercial de toda la carga incautada asciende a 50 millones de pesos colombianos, equivalente a 27.071 dólares.

Los alimentos se encontraron en dos vehículos, uno de ellos conducido por un menor de 17 años de edad al que la Policía dio el alto en Las Paredes, zona limítrofe con la ciudad venezolana de San Antonio, del estado Táchira.

En este registro se encontraron doce toneladas de harina de soya empacada en costales de fibra plástica que carecían de la documentación exigida para cruzar la frontera entre ambos países.

La segunda incautación se produjo en el centro de Cúcuta, donde la Polfa halló un vehículo venezolano abandonado en la vía que contenía 4.512 kilos de arroz, 2.520 kilos de azúcar, 400 kilos de harina, 48 unidades de mantequilla, 84 unidades de mayonesa y 384 unidades de panela.

Todas las mercancías quedaron a disposición de la sección de Cúcuta de la Dirección de Impuestos y Aduanas Nacionales.

El contrabando en la frontera entre ambos países se ha incrementado como consecuencia de la inestabilidad económica venezolana, donde la escasez alimentaria roza 29 % y resulta difícil encontrar productos básicos.

La alternativa para los ciudadanos venezolanos que puedan desplazarse es Cúcuta, donde los productos de su país son revendidos por grupos ilegales que obtienen un importante margen de beneficio, ya que pueden comprarlos subsidiados en Venezuela.