• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

Polémica en Grecia tras ser invitados neonazis a acto oficial antifascista

Neonazis en Grecia

Neonazis en Grecia

Cada 28 de octubre, Grecia conmemora con una fiesta nacional y un desfile militar en Salónica, la segunda ciudad del país, el llamado 'Día del No' en recuerdo de la negativa del dictador griego Ioannis Metaxas a autorizar la ocupación

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El desfile militar con que mañana se conmemora la entrada de Grecia en la II Guerra Mundial y la lucha contra la invasión nazi ha causado polémica al haber sido invitados diputados del partido neonazi Amanecer Dorado al palco, por lo que numerosos dirigentes políticos han amenazado con boicotear el acto.

Cada 28 de octubre, Grecia conmemora con una fiesta nacional y un desfile militar en Salónica, la segunda ciudad del país, el llamado 'Día del No' en recuerdo de la negativa del dictador griego Ioannis Metaxas a autorizar la ocupación de Grecia por parte de las potencias del Eje en 1940.

Este rechazo motivó un intento de invasión desde Albania por parte de la Italia de Benito Mussolini, seguido por una rápida invasión del Ejército del Tercer Reich, con una cruel ocupación de Grecia durante varios años que causó decenas de miles de muertos.

Por ello, la invitación a que los miembros del partido neonazi Amanecer Dorado, con 18 escaños en el Parlamento, estén presentes en el palco de autoridades durante el desfile de Salónica en un momento en que su cúpula está imputada en una investigación sobre sus presuntas actividades criminales ha despertado enorme polémica.

El primer partido en anunciar que no asistirá al desfile en protesta por la presencia de los neonazis en un acto dedicado a recordar la memoria de la "lucha antifascista" fue la formación centroizquierdista Dimar, hasta hace unos meses socia del Gobierno que lidera el conservador Andonis Samarás.

También el alcalde de Salónica, el independiente Yannis Butarias, dejó la puerta abierta a boicotear el acto.

Hoy el viceprimer ministro y líder del partido socialdemócrata Pasok, Evangelos Venizelos, se sumó a la ola de críticas y su partido anunció que probablemente "no asistirá" a la celebración y exigió la dimisión de Apóstolos Tzitzikostas, prefecto de la región de Macedonia Central, donde está Salónica.

Tzitzikostas, miembro del partido conservador Nueva Democracia que junto el Pasok forma el actual Ejecutivo bipartito, ha alegado que el protocolo exige invitar al desfile a todas las formaciones con representación parlamentaria.

Igualmente arremetió contra el alcalde Butarias, de quien dijo que "no acepta lecciones" pues considera que el primer edil de Salónica está más interesado en la organización de marchas del Orgullo Gay, que en esta ciudad han sido atacados en varias ocasiones por miembros del partido fascista y por fanáticos religiosos.

Además, el prefecto ha atizado la polémica al decir que, si sigue las justificaciones del Pasok, también se podría impedir la participación de este partido y considerarlo una "organización criminal" dado que recientemente uno de sus exministros fue condenado a prisión por corrupción.

El ministro portavoz del Gobierno, el también conservador Simos Kedikoglu, dijo hoy que Tzitzikostas "ha metido la pata" y le pidió rectificar por haber "adoptado la lógica de Amanecer Dorado", ya que la formación fascista pidió a la justicia la ilegalización del Pasok, al que acusa de ser una organización criminal por los escándalos de corrupción que hubo en anteriores gobiernos.

Las polémicas no se han quedado ahí pues Kedikoglu también ha acusado al principal partido de la oposición, el izquierdista Syriza, de querer "derrocar al Gobierno" puesto que la formación que lidera Alexis Tsipras ha llamado a convertir el 'Día del No' en un rechazo no sólo del fascismo sino también de las políticas de austeridad.

En la isla de Creta, otra polémica en torno a la fiesta nacional ha puesto de relieve la penetración entre la población griega de las ideas racistas que preconiza Amanecer Dorado pues los padres de los alumnos de una escuela han criticado duramente la decisión de la dirección de elegir a una niña albanesa -nacionalizada griega- para encabezar el desfile escolar y enarbolar la bandera de Grecia.

El sindicato de maestros ELME ha tenido que salir en defensa de la escuela, que justifica la elección de la joven albanesa en que es la alumna con mejores notas, y ha dejado claro que "las ideas racistas no caben en el ambiente escolar".