• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

Podemos suspendió negociaciones con el PSOE

El pacto de PSOE y Ciudadanos incluye más de 200 iniciativas | Foto EFE

El pacto de PSOE y Ciudadanos incluye más de 200 iniciativas | Foto EFE

Pedro Sánchez firmó con Albert Rivera un acuerdo para unir los 40 escaños de Ciudadanos con los 90 de los socialistas

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El partido Podemos (izquierda radical) suspendió las negociaciones con los socialistas para la investidura de Pedro Sánchez, secretario general del Partido Socialista Obrero Español, como presidente del gobierno, después del pacto suscrito por Sánchez con el jefe de Ciudadanos, Albert Rivera.

El líder del PSOE suscribió con Rivera un acuerdo para unir los 40 escaños que tiene Ciudadanos a los 90 de los socialistas e intentar que Sánchez sea presidente en la sesión parlamentaria de la próxima semana. El portavoz de Podemos, Íñigo Errejón, aseveró en el Congreso que el pacto PSOE-Ciudadanos frustra la oportunidad de impulsar un gobierno de cambio al actual, del Partido Popular (centroderecha).

La alianza lleva más de 200 iniciativas como reformar la Constitución en algunos puntos, una modificación fiscal y laboral y promover el funcionamiento federal de la organización territorial de España. También contempla la revisión del sistema electoral y cambios en el Senado para convertirlo en un órgano estrictamente territorial, además de reducir el número de senadores.

El PSOE y Podemos abrieron una mesa de diálogo el lunes pasado para impulsar un acuerdo destinado a la elección de Sánchez como jefe del Ejecutivo. Errejón declaró que la suspensión de negociaciones se debe a que el pacto es incompatible con Podemos y por eso sus representantes no acudieron a las reuniones con los socialistas. Las elecciones legislativas del 20 de diciembre dieron ganador al PP con 123 escaños, seguido del PSOE con 90, Podemos con 69 y Ciudadanos con 40.

La posibilidad de que Sánchez sea presidente del gobierno requiere el respaldo de Podemos, dado que el PP rechazó desde el primer día esa eventualidad. Errejón se mostró decepcionado con una alianza que, a su juicio, no es ni progresista ni reformista.

No obstante, dijo que siguen con la mano tendida hacia los socialistas si modifican su actitud porque desde la primera votación de investidura, el 2 de marzo, habrá dos meses de plazo para la elección de un jefe del Ejecutivo antes de la convocatoria de nuevos comicios.