• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

“Podemos es una filial del chavismo, financiada por el gobierno venezolano”

Pidió la liberación inmediata de Leopoldo López | Foto Williams Marrero

Pidió la liberación inmediata de Leopoldo López | Foto Williams Marrero

Cayetana Álvarez de Toledo, miembro del Partido Popular, afirma que es decisivo el apoyo internacional a los demócratas venezolanos

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Cayetana Álvarez de Toledo, ex diputada del Congreso español por el Partido Popular, se mostró preocupada por la crisis política, institucional, económica y social que vive Venezuela. La también portavoz de la organización Libre e Iguales se describió a sí misma como una fiel defensora de los derechos humanos, la democracia y los principales valores de la gobernabilidad política, motivo por el que pidió la liberación inmediata del líder de Voluntad Popular Leopoldo López, encarcelado desde hace dos años en la cárcel militar Ramo Verde.

Agregó que López es un “ícono de defensa pacífica y democrática de los grandes valores que hacen posible la convivencia social”, características que –en su opinión– lo hacen merecedor del Premio Nobel de la Paz. “Los mensajes que ha enviado de reconciliación y esperanza para su país,  lo convierten en una figura admirable y digna del reconocimiento internacional por la pacificación de Venezuela”, dijo en su vista a El Nacional el jueves.

La dirigente política también se refirió al partido de Pablo Iglesias y Juan Carlos Monedero, y  advirtió que “Podemos es una filial del chavismo, que ha sido financiada por el gobierno venezolano”.

—¿Qué tan importante es el apoyo internacional para Venezuela en estos momentos?
—El apoyo internacional a los demócratas venezolanos es decisivo y determinante. Es una obligación política, democrática y moral. Me parece sorprendente el silencio y la soledad a la que ha sido sometida la oposición venezolana en muchos años. Hubo un abandono vergonzoso durante mucho tiempo y tuvieron que pasar situaciones dramáticas para que la comunidad internacional reaccionara. Ahora, el objetivo es que ese interés se mantenga en el tiempo. La comunidad internacional debe seguir vigilante y ocupada en proteger a quien defiende  la libertad y democracia en Venezuela, porque lo que ocurre en este país nos afecta a todos.

—¿Qué opina de la situación de los presos políticos, especialmente en el caso de Leopoldo López?
—El requisito imprescindible para que Venezuela vuelva a ser democrática es la liberación de los presos políticos. No se puede hablar de conciliación sin paz y libertad. En una democracia no hay personas encarceladas por sus ideales, no existen medios censurados, policías políticas ni tribunales de partidos.

—¿Usted ha mencionado que Leopoldo López pudiese ser un buen candidato para el Premio Nobel de la paz? ¿Por qué?
—La figura de Leopoldo López se ha convertido en un ícono de defensa pacífica y democrática de los grandes valores que hacen posible la convivencia social. Desde su decisión de entregarse voluntariamente a una justicia que se sabía era injusta, hasta los mensajes que ha lanzado, que no son de revancha sino de reconciliación y eso es lo que distingue a los grandes líderes. El ejemplo moral, democrático y político que ha dado la Mesa de la Unidad Democrática sirve de  ejemplo para los demócratas de todo el mundo. En este momento en el que a España le está costando tanto formar un gobierno, la MUD es un claro modelo para los españoles, pues deberíamos dejar de lado las diferencias y defender la democracia española.

—¿Hay algún tipo de explicación de que el único que no ha hecho un llamado a la liberación de Leopoldo López sea Pablo Iglesias?
—Mariano Rajoy (Partido Popular), Pedro Sánchez (Partido Socialista Obrero Español) y Albert Rivera (Ciudadanos) han fijado posición en defensa de los presos políticos en Venezuela y el único que no lo ha hecho de las fuerzas políticas españolas es Pablo Iglesias. Esto no es casualidad, él no lo ha hecho por su intima relación con el gobierno venezolano. Iglesias y Podemos han asesorado al chavismo, se han nutrido y también se han beneficiado económicamente del oficialismo venezolano. Podemos es una prolongación del modelo chavista en España en el sentido más peligroso del término. Su modelo, proyecto, ideas y orígenes se orientan en esa dirección. Líderes del partido han estado en Venezuela, en Miraflores, han trabajado con Chávez e incluso han asesorado al régimen. Es algo que no viene de ahorita, tiene muchos años.

—¿De qué manera afrontaría España un nuevo modelo político socialista como el que intenta aplicar Podemos? ¿Qué pasaría en una posible coalición Podemos-PSOE?
—Podemos es una filial chavista que ha surgido en España con la finalidad de socavar e impugnar el sistema constitucional de derechos y libertados creados en 1978, luego de la transición a la democracia. Pretenden implantar un modelo socialista muy similar al que ha fracasado de manera estrepitosa en Venezuela. Tienen unos objetivos contrarios a la convivencia y la propia regeneración de un sistema constitucional fuerte en España.

—¿Qué opina sobre los nexos entre ETA, Podemos y el gobierno venezolano revelados recientemente?
—Existe un claro nexo entre ellos en el proceso ideológico. Podemos viene a impugnar el modelo constitucional de los últimos años y es precisamente lo que también busca ETA. El grupo terrorista no solamente ha sido una banda criminal, sino que es un proyecto político que en su momento mató por una ideología política. La prueba profunda de que existe una vinculación entre el movimiento separatista español y Podemos es la línea roja que ha puesto el partido, para pactar una posible coalición en España: el reconocimiento al derecho de autodeterminación o el derecho a decidir en Cataluña.

—¿Cuál es el destino que se avizora para el PP ahora que Rajoy no está encargado de formar el nuevo gobierno?
—El Partido Popular afrontará en los próximos tiempos una profunda renovación de las personas y el proyecto político. Va a tener que reconstituirse, regenerarse e incluso refundarse con un proyecto político claro y firme capaz de conectar con una mayoría. El PP se ha visto fragmentado en los últimos años.

Cayetana Álvarez de Toledo es hija de Juan Illán Álvarez de Toledo y Giraud, XII marqués de Casa Fuerte, que combatió con la resistencia francesa durante la Segunda Guerra Mundial. Además de política, es periodista e historiadora.