• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

Piñera tranquiliza inversores canadienses y dice que son bienvenidos a Chile

Sebastián Piñera, presidente de Chile | EFE

Sebastián Piñera, presidente de Chile | EFE

"En Chile pueden encontrar un Estado donde impera la ley, respeto por la inversión y también un claro entendimiento que la inversión extranjera será tratada exactamente como las inversiones locales. No discriminamos", dijo el mandatario chileno

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El presidente chileno, Sebastián Piñera, se reunió hoy en Toronto con los representantes de algunas de los principales empresas canadienses, entre ellos el copresidente del consejo de dirección de Barrick Gold, a los que dijo que Chile quiere la inversión de Canadá.

En la segunda y última jornada de su visita al país norteamericano, el mandatario chileno repitió el mensaje tranquilizador para los inversores canadienses que ya comunicó ayer, en Ottawa, durante la rueda de prensa que mantuvo con el primer ministro canadiense, Stephen Harper.

Durante un almuerzo organizado por el Consejo Canadiense para las Américas (CCA), en Toronto, y al que asistieron, entre otros, representantes de algunas de las mayores empresas mineras, firmas legales y grupos inversores de Canadá, Piñera dijo que "las inversiones canadienses son bienvenidas en Chile".

El almuerzo fue organizado por el CCA pero el principal patrocinador del evento fue el mayor productor de oro del mundo Barrick Gold y su copresidente del consejo de administración, John Thornton, se sentó junto al mandatario chileno.

Durante todo el almuerzo se pudo observar a Piñera y Thornton hablando de forma animada, con el presidente chileno escuchando la mayor parte del tiempo a lo que el directivo de Barrick tenía que decir.

La conversación entre Piñera y Thornton se produjo pocas horas después de que el presidente chileno dijera ante Harper que Barrick Gold tiene que cumplir las normativas medioambientales chilenas para seguir con su proyecto minero de Pascua-Lama.

Barrick está construyendo el proyecto de Pascua-Lama, una gigantesca mina de oro y plata, en la frontera entre Argentina y Chile con un presupuesto de 8.500 millones de dólares.

Pero la semana pasada, la Superintendencia de Medio Ambiente de Chile (SMA) multó a Barrick con 8.000 millones de pesos (unos 16,5 millones de dólares) por incumplimientos ambientales y ordenó la paralización del proyecto después de que un tribunal chileno ordenara detener la construcción del lado chileno del proyecto.

La resolución judicial y la decisión de la SMA han sido acogidas con cautela en Canadá, el mayor inversor mundial en el campo de la minería y que es también el principal inversor extranjero en Chile.

Por ello, Piñera dedicó gran parte de su discurso ante los empresarios canadienses para tranquilizar a los inversores presentes en el almuerzo y explicar el marco legislativo del país, aunque sin nombrar en ningún momento a Barrick o mencionar el caso de Pascua-Lama.

"En Chile pueden encontrar un Estado donde impera la ley, respeto por la inversión y también un claro entendimiento que la inversión extranjera será tratada exactamente como las inversiones locales. No discriminamos", dijo Piñera.

El gobernante chileno también dejó claro que, en su opinión, la conservación medioambiental y el desarrollo minero no están reñidos "gracias a las nuevas tecnologías".

"El enfrentamiento entre el desarrollo y la conservación de nuestra naturaleza no es real. Porque las nuevas tecnologías nos permiten considerar ambos objetivos como complementarios en vez de contradictorios", dijo Piñera en respuesta a una pregunta del público.

A continuación, el jefe de Estado chileno explicó que su país ha creado un nuevo marco legal, judicial y ejecutivo con respecto al medio ambiente para asegurar ese desarrollo sustentable.

Piñera también dedicó una parte sustancial de su discurso ante los empresarios canadienses para explicar su plan para que Chile se convierta en el primer país latinoamericano "en superar la pobreza en esta década".

"Sabemos que los viejos pilares de desarrollo (una democracia estable, una economía de mercado abierto y un Estado moderno) no son suficiente. Tenemos que establecer nuevos pilares", insistió.

El presidente explicó que los "nuevos pilares" son una reforma para incrementar la calidad del sistema educativo, mejorar la igualdad de oportunidades, invertir en ciencia y tecnología y promover el espíritu emprendedor y de innovación empresarial.

Tras el almuerzo, Piñera visitó junto con su esposa, Cecilia Morel, la sede de los Juegos Panamericanos Toronto 2015, donde se reunió con el director ejecutivo del comité organizador, Ian Troop.

La capital chilena, Santiago de Chile, es una de las cuatro candidatas a organizar los Juegos Panamericanos de 2019, junto con La Punta (Argentina), Ciudad Bolívar (Venezuela) y Lima (Perú).

La elección de la ciudad organizadora se realizará en octubre en Toronto, durante la asamblea general de la Organización Deportiva Panamericana (Odepa) que se celebrará en esa ciudad canadiense.

Hoy, Piñera partirá desde Toronto con destino a Washington donde iniciará una visita a Estados Unidos antes de continuar su gira en El Salvador y Panamá.