• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

Piñera reiteró su rechazo a la dictadura de Augusto Pinochet

Sebastián Piñera, presidente de Chile | EFE

Sebastián Piñera, presidente de Chile | EFE

El mandatario chileno también censuró a quienes fueron "cómplices pasivos" de la dictadura e hizo una crítica a Evelyn Matthei, la candidata oficialista a las elecciones del próximo noviembre

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El presidente de Chile, Sebastián Piñera, reiteró su rechazo a la dictadura de Augusto Pinochet, censuró a quienes fueron "cómplices pasivos" de la misma y deslizó una crítica a Evelyn Matthei, la candidata oficialista a las elecciones del próximo noviembre.

"Hubo muchos que fueron cómplices pasivos: que sabían y no hicieron nada o no quisieron saber", afirmó Piñera en una entrevista que publica hoy el diario La Tercera, en la que repasa la experiencia chilena a poco de cumplirse el 40 aniversario del golpe militar que derrocó a Salvador Allende, en 1973.

El Gobierno de Piñera conmemorará la fecha con un acto en La Moneda (sede de Gobierno) al que serán invitados los ex presidentes y dirigentes políticos, pues, según el mandatario, es "un momento histórico muy importante para nuestro país" que debe ser recordado "a través de un acto republicano y sobrio".

"Es malo olvidarlo, ignorarlo o pretender barrer bajo la alfombra los errores que se cometieron", dijo y añadió que "la cuestión es recordar para qué: para reincidir en los mismos errores que nos llevaron a la destrucción de la democracia o, por el contrario, para aprender de esos errores y no repetirlos más".

"Veo que hay algunos que quieren seguir el primer camino y otros que queremos seguir el segundo camino", reflexionó Piñera, que recordó que el 11 de septiembre de 1973 fue su primer día de clases en Harvard, donde se graduó como doctor en Economía.

Preguntado si la derecha que apoya su Gobierno y que antes respaldó a la dictadura debe pedir perdón, como hizo hace unos días el senador oficialista Hernán Larraín, Piñera consideró que se trata de un "tema personal".

"Si alguien tiene pecados, culpas, está arrepentido y siente que tiene que pedir perdón, que lo haga. Pero no creo lógico que empecemos unos a otros a exigirnos actos de perdón", dijo.

"Sí es muy importante que entendamos que el quiebre de la democracia no fue una muerte súbita, sino el desenlace predecible, aunque no inevitable, de una lenta y sistemática agonía de nuestra democracia, de nuestra convivencia, de los valores republicanos y del Estado de derecho. Poco a poco todos fueron contribuyendo a debilitar la democracia", sostuvo.

Respecto de lo señalado hace unos días por Evelyn Matthei, quien sostuvo que en 1973 ella tenía 20 años y no tenía por qué pedir perdón", Piñera consideró que "la verdad, es un poco engañoso".

"No estamos hablando sólo de ese momento (del golpe), sino de todo lo que pasó después", dijo, aunque conjeturó que con la información existente hoy sobre la dictadura, "tengo la impresión y se lo pueden preguntar a ella, de que la inmensa mayoría de nuestro sector estaría con el camino del No (a Pinochet en el plebiscito que en 1988 rechazó la continuidad del dictador en el poder)".

Subrayó además que Matthei, hija de un general que integró la Junta Militar de Pinochet, "no tiene por qué hacerse responsable de lo que hizo o no hizo su padre, tíos o abuelos".

Piñera recordó que fue "un tenaz opositor" al Gobierno de Allende porque "pensaba que atentaba contra valores esenciales, como la libertad y dignidad del ser humano" y que también se opuso "desde el primer día" a la dictadura.

"No me gustó la forma en que empezó. Para qué decir cuando empezamos a conocer los atropellos a los derechos humanos. Así que no sólo voté No en el 88. Voté No en el 78 (consulta sobre la "intromisión" de Naciones Unidas en asuntos internos) y en el 80 (referéndum sobre la Constitución de Pinochet)".

"Sin embargo, una cosa es recuperar la democracia, que era mi gran motivación, y otra muy distinta es qué quería para el futuro de mi país. Y por eso, cuando finalmente se recuperó la democracia, tomé el camino que todos conocen", dijo Piñera, para explicar su posición a favor de políticas conservadoras y a la economía de libre mercado.

Piñera negó que algún "cómplice pasivo" de la dictadura forme parte de su Gobierno. "No hay ningún ministro ni ha habido ministro que haya sido ministro del Gobierno militar", afirmó.

Respecto de otros funcionarios que sí trabajaron para la dictadura, sostuvo que "el hecho de haber trabajado en el Gobierno militar, de buena fe, con buena voluntad y el mejor interés por Chile, no constituye una descalificación ni prohibición para seguir ejerciendo cargos de servicio público".