• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

Piñera inaugura en Chile central termosolar para mina de Codelco

Sebastián Piñera ante Asamblea General de la ONU / EFE

Sebastián Piñera ante Asamblea General de la ONU / EFE

El mandatario chileno destacó que esta nueva central permitirá "reemplazar un combustible que estaba bajo la tierra, que era contaminante y que además era caro"

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El presidente de Chile, Sebastián Piñera, inauguró hoy la nueva central termosolar 'Pampa Elvira', de la división "Gabriela Mistral", propiedad de la Corporación del Cobre (Codelco), y que representa la mayor planta en su tipo en Chile.

La iniciativa permitirá aprovechar la radiación solar, transformándola en energía térmica destinada al reemplazo del combustible diesel para la generación de agua caliente en el proceso minero.

El mandatario chileno destacó que esta nueva central permitirá "reemplazar un combustible que estaba bajo la tierra, que era contaminante y que además era caro, por un combustible que es abundante, limpio y que garantiza a Codelco un costo fijo para su energía, de forma tal de poder planificar su futuro sobre bases más sólidas".

En esa línea, enfatizó que Codelco "requiere incorporar tecnología para hacer más compatible el desarrollo de la actividad minera con el cuidado del medioambiente y con la protección de las comunidades que se pueden ver afectadas por esta explotación minera".

Piñera, que estuvo acompañado del ministro de Minería, Hernán de Solminihac, recordó que Codelco "ha comprometido un enorme plan de inversiones" que va a superar los 25.000 millones de dólares en un futuro cercano.

"Sabemos que está subiendo el costo de la energía, que están bajando las leyes del mineral, que las plantas, los procesos, y la tecnología son cada vez más complejos, pero tenemos plena confianza en que los trabajadores de Codelco van a estar a la altura de esos desafíos para que esta siga siendo una empresa eficiente, que aporte recursos al Estado de Chile", enfatizó.

Destacó que la división "Gabriela Mistral", "está teniendo técnicas mucho más eficientes y cuidadosas del medio ambiente y está innovando, porque esta va a ser una mina que va a competir en forma eficiente en el mercado del cobre, que en el mundo entero está desarrollándose".

Al finalizar su intervención aseguró que la nueva planta "tiene la mejor tecnología del mundo" y, por lo tanto, pueden "perfectamente exportar los avances tecnológicos" que se están "generando aquí en Chile, con aporte, naturalmente, de empresas extranjeras, pero también con el aporte de la ingeniería chilena a otras partes del mundo", subrayó.

En tanto, a través de un comunicado, Codelco precisó que el aporte de la planta se traduce en 54.000 megavatios/año calóricos promedio, desplazando sobre el 85 % del combustible fósil actualmente utilizado para el funcionamiento de las naves de electrowinning (electro-obtención).

Con ello, "Gabriela Mistral" dejará de emitir al año 15.000 toneladas al año de dióxido de carbono (C02). De esta manera, "se aprovecha una energía limpia, abundante en la zona y se reafirma el compromiso de Codelco con el medio ambiente", explicó Óscar Jiménez Medina, gerente general de dicha división.

El servicio de suministro de calor de esta planta termosolar, utilizará colectores planos, que son 99 reciclables, en una superficie colectora de 39.000 metros cuadrados y un acumulador de calor con capacidad de 4.000 metros cúbicos de agua caliente.

Según Jiménez Medina se estima que se podrán ahorrar aproximadamente 7 millones de dólares por menor costo de la energía en los 10 años del contrato, que asciende a un valor de 60 millones de dólares y que podría prolongarse en el futuro dada la gran vida útil de los equipos.

La construcción del proyecto, a cargo del consorcio entre la chilena Energía Llaima y la danesa Sunmark, tiene 2.620 paneles de 15 metros cuadrados cada uno, distribuidos en una superficie de 90.000 metros cuadrados, los que ya se encuentran instalados en su totalidad.

El yacimiento, Gabriela Mistral, situado en el sector de Sierra Gorda, a unos 1.500 kilómetros de Santiago, que inició sus operaciones a mediados de mayo del 2008, demandó una inversión de 967 millones de dólares y tiene garantizada, a toda capacidad, una producción anual de 150.000 toneladas por un período de quince años.

Las reservas de la mina ascienden a 618 millones de toneladas de mineral oxidado, con un ley media (contenido de cobre) del 0,41 % y su explotación se efectúa a rajo abierto, con camiones de 330 toneladas de capacidad, diseñados para operar con un conductor o a control remoto.