• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

Piñera criticó la liberación de los detenidos por disturbios

Sebastián Piñera, presidente de Chile | EFE

Sebastián Piñera, presidente de Chile | EFE

En la noche del 11 de septiembre, las manifestaciones a nivel nacional dejaron en Chile 264 detenidos, más de un docena de vehículos incendiados, unos 200.000 hogares sin suministro eléctrico

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El presidente chileno, Sebastián Piñera, criticó este viernes que los jueces no apliquen la ley "con el rigor que se requiere", tras la liberación de la mayoría de los detenidos por los actos de violencia ocurridos la noche del 11 de septiembre, durante el aniversario del golpe de Estado de 1973.

"Cuando se han quemado microbuses del Transantiago; se han herido a 44 carabineros, algunos de ellos de gravedad; se utilizaron bombas molotov; se ha arrojado ácido; se ha destruido la propiedad pública y privada; no es posible que todos los responsables de esos desmanes hayan quedado en libertad, salvo uno", criticó Piñera.

En la noche del 11 de septiembre, los desmanes a nivel nacional dejaron en Chile 264 detenidos, más de un docena de vehículos incendiados, unos 200.000 hogares sin suministro eléctrico, además de 42 carabineros heridos, seis de ellos de gravedad, según el informe oficial.

En una ceremonia realizada a bordo del buque escuela "Esmeralda", Piñera enfatizó que se ha "podido constatar que todos los detenidos han quedado en libertad, salvo uno".

"Entendemos que los jueces de garantía no han aplicado la ley con el rigor que se requiere, ni han establecido las medidas cautelares que la situación ameritaba", sostuvo.

El mandatario reiteró el llamado a los parlamentarios para que aprueben la ley que establece sanciones más severas contra los encapuchados "que, cobardemente y ocultando sus rostros, cometen delitos en forma reiterada", aseveró.

"Necesitamos esa ley para proteger mejor a nuestros carabineros, a todos los ciudadanos y para poder aplicar el rigor de la ley a los encapuchados que, en forma cobarde, cubriendo sus rostros, atentan contra la vida y la seguridad de muchos ciudadanos, de muchos carabineros y destruyen, una y otra vez, la propiedad pública y privada", recalcó.

En la capital chilena se registraron 16 saqueos a locales, cuatro de ellos materializados y los demás frustrados por la policía y el incendio a una oficina bancaria. Hechos parecidos ocurrieron en otras ciudades del país.

Las autoridades desplegaron ese día unos 8.000 policías sólo en Santiago para salvaguardar la seguridad del 40 aniversario del golpe que el general Augusto Pinochet encabezó el 11 de septiembre de 1973 para derrocar al Gobierno de Salvador Allende e instaurar una dictadura que se prolongó durante 17 años.