• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

Piñera asegura que Gobierno "protegerá" vida de menor violada por padrastro

Sebastián Piñera, presidente de Chile | Foto EFE

Sebastián Piñera, presidente de Chile | Foto EFE

"Estamos permanentemente preocupados de la salud y de proteger la vida de Belén", dijo Piñera

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El presidente de Chile, Sebastián Piñera, aseguró hoy que el Gobierno chileno "protegerá" la vida de una menor de 11 años que está embarazada tras ser violada por su padrastro aunque no mencionó la posibilidad de un aborto terapéutico prohibido en Chile.

"Le he pedido al ministro de Salud que se preocupe personalmente por cuidar la salud de Belén. Estamos permanentemente preocupados de la salud y de proteger la vida de Belén", dijo Piñera durante una actividad oficial en la ciudad norteña de Coquimbo.

El mandatario señaló que el Ejecutivo la ayudará sobre todo en el periodo más complicado, cuando cumpla 22 semanas de gestación.

"Si fuera necesario tener un nacimiento prematuro, se tendrá que realizar esa terapia", añadió Piñera.

Sin hablar del aborto terapéutico, el presidente recordó que "en nuestro país, la vida de la madre siempre está en primer lugar y nosotros vamos a saber proteger la vida de Belén con todos los instrumentos que nos da la ciencia médica y con todo el cuidado que le está prestando el sistema de salud".

Piñera comentó que le sorprendió las declaraciones de la menor a un canal de la televisión quien dijo que va a querer mucho a su hijo "aunque sea de ese hombre que me hizo daño".

Belén que vive con su abuela en la región de Los Lagos, visitaba los fines de semana a su madre, donde al menos en tres ocasiones en el último año fue violada por el hombre que convive con su progenitora.

El caso reabrió en Chile el debate sobre el aborto, que está prohibido por una norma impuesta por Augusto Pinochet en 1989, poco antes de entregar el poder, al modificar el artículo 119 del Código Sanitario, que desde 1931 permitía en Chile el aborto terapéutico.

Tras la modificación, el texto señala que "no podrá ejecutarse ninguna acción cuyo fin sea provocar el aborto".

La prohibición, en todo caso, tuvo su origen en la Constitución impuesta por la dictadura en 1980, que en su artículo 19, número uno, establece que "la ley protege la vida del que está por nacer".

En tanto, el diputado de la ultraconservadora Unión Demócrata Independiente (UDI), Issa Kort, afirmó hoy que la niña de 11 años "está preparada para ser madre" y se mostró contrario a la posibilidad del aborto.

En un programa de La Red televisión, el parlamentario dijo que "lo que entiendo, médicamente, (es que) del momento que una mujer vive su primera regla, su primera menstruación, es porque su organismo ya está preparado para ser madre, para engendrar".

Añadió que "no son las condiciones ideales" y que "lógicamente no voy a compartir ni celebrar un embarazo a los 10, 11 años, todo lo contrario: lo estoy condenando, máxime en las circunstancias en que se dio éste".

Pese a eso, sostuvo que "quiero insistir en un tema de consecuencia: quiero defender la vida desde el momento de su concepción", oponiéndose definitivamente a la opción del aborto.

Las declaraciones del parlamentario UDI fueron ampliamente criticadas a través de las redes sociales.

La diputada María Antonieta Saa, del socialdemócrata Partido por la Democracia (PPD), tras conocerse el caso de Belén, presentó un proyecto que permite el aborto en caso de que peligre la vida de la madre, cuando el feto sea biológicamente inviable o en caso de violación.