• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

Piñera recalca defensa soberanía de Chile en centenario de tren Arica-La Paz

Sebastián Piñera

Sebastián Piñera

La celebración de este hito histórico se da en un difícil momento de las relaciones bilaterales, tras la presentación el pasado 24 de abril por parte de Bolivia de una demanda contra Chile

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El presidente de Chile, Sebastián Piñera, manifestó hoy, día en que se conmemora el centenario de la puesta en marcha del tren Arica-La Paz, su voluntad de "defender el mar, el territorio y la soberanía" que le pertenece a su país y de respetar lo tratados internacionales.

"De esa forma vamos a poder construir lazos de amistad y colaboración con todos los países del mundo y muy especialmente con nuestros vecinos, Perú, Bolivia y Argentina", manifestó el mandatario en un acto público celebrado en la estación ferroviaria de Poconchile, cerca de la frontera norte.

Piñera viajó este lunes a Arica, a 2.000 kilómetros de Santiago, para reinaugurar el ferrocarril que une esta ciudad con la capital boliviana, tras las obras de rehabilitación de la vía, que duraron casi tres años y supusieron una inversión de 45 millones de dólares.

El acto coincidió con el centenario de esta vía férrea, una extraordinaria obra de ingeniería que tiene su origen en el Tratado de Paz y Amistad de 1904, el cual fijó los límites territoriales entre los dos países tras la Guerra del Pacífico de 1879-1881, en la cual Bolivia perdió su litoral en ese océano.

La celebración de este hito histórico se da en un difícil momento de las relaciones bilaterales, tras la presentación el pasado 24 de abril por parte de Bolivia de una demanda contra Chile ante la Corte Internacional de Justicia de La Haya.

En esa demanda, el Gobierno boliviano solicita al tribunal de las Naciones Unidas que "falle y declare que Chile tiene la obligación de negociar de buena fe con Bolivia un acuerdo pronto y efectivo que le otorgue una salida plenamente soberana al océano Pacífico".

Además de exigir una salida soberana al mar, el Gobierno de Bolivia ha insistido en distintos foros multilaterales en que Chile incumple sus obligaciones derivadas del tratado de 1904, algo que el Ejecutivo chileno niega rotundamente.

Al respecto, el presidente Piñera manifestó hoy que "Chile firmó ese tratado de buena fe" y agregó que su país "cumplió escrupulosamente" su compromiso de construir la línea férrea para que Bolivia pudiera disponer de un acceso expedito al océano Pacífico.

"Hoy Chile puede demostrarlo de manera clara y elocuente al mundo", enfatizó.

Piñera recordó que en la cumbre de la Comunidad de Estados Latinoamericanos (Celac), él invitó personalmente a su homólogo boliviano a recorrer juntos el tramo chileno para demostrarle que la vía estaba expedita, en contra de lo que denunció en ese foro el presidente boliviano, Evo Morales, quien finalmente no aceptó.

"Nuestro país siempre va a estar con las puertas abiertas y la mejor voluntad para estrechar los lazos con Bolivia para buscar una integración física, económica, comercial y cultural".

"Pero Chile no es solo un país que respeta los tratados internacionales sino que también, como es natural, va a pedirle a la contraparte -en este caso Bolivia- que respete esos tratados, porque en eso se basa la paz y la buena relación entre los países", subrayó.

El tren Arica-La Paz tiene 440 kilómetros de largo, desde la estación Arica -a nivel del mar- hasta la estación Viacha, ubicada en el Alto de La Paz, a una altura de 4.083 metros sobre el nivel del mar.

De su extensión total, 205 kilómetros se emplazan en territorio chileno (Arica - Visviri) y 235 kilómetros en territorio boliviano (Charaña - Alto de la Paz).

A mediados de 2010 se iniciaron trabajos para rehabilitar el tramo chileno de la deteriorada línea férrea, los cuales finalizaron en enero pasado de manera exitosa.