• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

Pidieron a la ONU investigar muerte del disidente cubano Oswaldo Payá

Oswaldo Payá Sardiñas, disidente cubano fallecido | AFP

Oswaldo Payá Sardiñas, disidente cubano fallecido | AFP

"Dicen que mi padre murió en un accidente de tráfico, pero hemos confirmado (...) que, en realidad, otro vehículo chocó con ellos y los sacó de la carretera", declaró a la prensa Rosa María Payá

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

La hija del disidente cubano Oswaldo Payá pidió a la ONU que se lleve a cabo una investigación "internacional e independiente" sobre la muerte de su padre, considerando que el régimen cubano es responsable de lo ocurrido.

"Dicen que mi padre murió en un accidente de tráfico, pero hemos confirmado (...) que, en realidad, otro vehículo chocó con ellos y los sacó de la carretera", declaró a la prensa Rosa María Payá, quien se encontraba en Ginebra para dirigirse al Consejo de Derechos Humanos de Naciones Unidas y entregar una carta abierta y una petición al secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, con el fin de que se realice "una investigación internacional e independiente" sobre la muerte de su padre.

"Los crecientes y creíbles alegatos (afirmando) que el gobierno cubano puede haber sido cómplice del asesinato de su más destacado crítico (...) no pueden ser ignorados por la comunidad internacional", indica la petición, firmada por 46 políticos, parlamentarios o representantes de organizaciones de defensa de los Derechos Humanos.

La representación cubana en Ginebra rechazó rotundamente esta demanda, estimando, en comentarios enviados a la AFP, que Rosa María Payá es una agente que trabaja para Estados Unidos y su proyecto de "cambio de régimen" en Cuba.

La hija de Payá afirmó que había nuevos indicios de que su padre había sido asesinado, aludiendo así a declaraciones del joven político conservador español Angel Carromero, quien conducía el vehículo en que murió Payá.

También aseguró haber recibido mensajes de texto de Carromero y del joven político conservador sueco, Jens Aron Modig, quien también viajaba en el automóvil, quienes afirmaban, inmediatamente después de la colisión, que otro vehículo había chocado con ellos.

Un alto funcionario cubano, que pidió permanecer en el anonimato, dijo a la AFP que Carromero y Modig habían perdido el conocimiento tras el choque, por lo cual no pueden haber mandado mensaje ninguno.

En una entrevista publicada el miércoles 6 de marzo por el diario Washington Post, Carromero aseguró que desde que salieron de La Habana los persiguieron varios coches y que uno de ellos los embistió por detrás.

Tras estas declaraciones, el ministro de Exteriores español afirmó que Carromero nunca había dicho anteriormente al gobierno de Madrid que su accidente fuese provocado.

Condenado a cuatro años de cárcel por homicidio imprudente, Carromero, de 27 años, fue repatriado a finales de diciembre a España, donde cumple su pena en régimen de semilibertad.

Según la versión oficial, el automóvil salió de la carretera debido a su alta velocidad y se estrelló contra un árbol.