• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

Piden elecciones anticipadas si destituyen a Rousseff

Dilma Rousseff es acusada de haber practicado maniobras contables en 2014 para maquillar la verdadera situación económica del país | Foto EFE

Pedirán adelantar elecciones en Brasil para destituir a Dilma Rousseff | Foto EFE

El gobierno y la oposición buscaron apoyos para la votación de hoy, en la que la comisión especial definirá si se inicia el juicio

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

La presidente brasileña Dilma Rousseff afronta en la semana que se inicia una verdadera prueba de fuego con dos votaciones decisivas en sus esfuerzos para impedir que el Congreso le abra un juicio político y la destituya.

 El gobierno y la oposición estuvieron ayer cabildeando apoyos para la votación de hoy, en la que la comisión especial de 65 diputados creada por el Congreso definirá si existen méritos jurídicos para el juicio.

Un número creciente de dirigentes brasileños evoca la posibilidad de convocar elecciones anticipadas como la mejor alternativa para sacar al país de la crisis política y económica, poco importa que la presidente Dilma Rousseff sea o no destituida por el Congreso.

Una encuesta Datafolha publicada el fin de semana indica que 60% de los brasileños piensa que tanto Rousseff, del Partido de los Trabajadores, como el vicepresidente Michel Temer, del centrista PMDB, deberían renunciar. Y 79% estaría de acuerdo, en ese caso, con anticipar la consulta prevista tan solo para finales de 2017.

El senador Valdir Raupp, del PMDB, se distanció de la línea oficial de su partido al proponer la semana pasada celebrar elecciones presidenciales en octubre en coincidencia con las municipales fijadas para ese mes. “¿En qué condiciones asumiría el vicepresidente? He dicho que votaré a favor del impeachment (de Rousseff), pero no creo que esa sea la mejor solución”, afirmó.

Rousseff, que denuncia una tentativa de “golpe de Estado”, es acusada de maquillaje de las cuentas públicas. La Cámara de Diputados debería decir El fin de semana próximo si su destitución tiene asidero legal. Si la respuesta es afirmativa, el Senado tendría que pronunciarse pocas semanas después por la apertura de un juicio político, y en ese caso la mandataria sería apartada de su cargo por un máximo de 180 días en espera de que el Senado dé el fallo definitivo.