• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

Piden al Vaticano apertura de archivos de la época de dictaduras en Cono Sur

Imagen referencial. Vaticano | EFE

Imagen referencial. Vaticano | EFE

Almada solicitó al papa Francisco la divulgación de los archivos referidos a Paraguay, Argentina, Chile, Bolivia, Brasil y Uruguay en las décadas de los 70 y 80 "para que se sepa la verdad y actúe la justicia"

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El activista de derechos humanos Martín Almada, quien fue torturado durante el régimen de Alfredo Stroessner en Paraguay, pidió hoy en un escrito dirigido al Vaticano la apertura de los archivos eclesiales de la época de las dictaduras en el Cono Sur.

Almada solicitó al papa Francisco la divulgación de los archivos referidos a Paraguay, Argentina, Chile, Bolivia, Brasil y Uruguay en las décadas de los 70 y 80 "para que se sepa la verdad y actúe la justicia".

Almada pidió el acceso público a las comunicaciones enviadas a las autoridades vaticanas "sobre la trágica situación de nuestros países por aquellos años de terrorismo de Estado, así como del centenar de ciudadanos/as paraguayos/as detenidos desaparecidos en la Argentina".

En la carta, asevera que la Iglesia paraguaya siguió las directrices de compromiso social del Concilio Vaticano II durante la dictadura de Stroessner y "la consecuencia fue la detención, tortura y exilio".

El próximo 3 de febrero se cumplen 25 años desde la caída de Stroessner, que gobernó Paraguay desde 1954.

Almada fue detenido por "terrorista" por un estudio que escribió sobre educación y su mujer murió de un ataque al corazón tras escuchar por teléfono cómo lo torturaban y recibir su ropa ensangrentada.

Actualmente dirige la fundación Celestina Pérez de Almada, bautizada en honor a su esposa fallecida y dedicada a recordar lo que ocurrió.

En 1992, Almada descubrió los llamados "Archivos del Terror", documentos oficiales que revelan los abusos del régimen de Stroessner.

La Comisión de Verdad y Justicia (CJV) comprobó la existencia de 425 ejecutados o desaparecidos durante la dictadura y casi 20.000 detenidos, la gran mayoría víctimas de torturas.

La Justicia de Paraguay solo ha condenado a un pequeño grupo policías por delitos durante la dictadura, en procesos realizados poco después de su fin.