• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

Piden a Rusia que pare quejas contra normas energéticas europeas

Vladimir Putin, presidente de Rusia / EFE

Vladimir Putin, presidente de Rusia / EFE

El país ruso presentó quejas ante la Organización Mundial del Comercio por el paquete económico

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El comisario europeo de Energía, Günther Oettinger, instó hoy a Rusia a que detenga el proceso ante la Organización Mundial del Comercio (OMC) contra las normas que regulan el sector energético de la Unión Europea (UE).

"Hacemos un llamamiento a Rusia para que no continúe con la queja ante la OMC", dijo Oettinger al término del consejo de ministros europeos de Energía celebrado hoy en Luxemburgo.

Rusia solicitó el pasado primero de mayo a la OMC que abra un proceso de consultas para verificar si el llamado "tercer paquete energético" de la UE infringe los principios del libre comercio.

Moscú se queja de que la norma europea que prohíbe que una compañía pueda ser dueña y a la vez operar el gasoducto por donde transita el gas le afecta directamente y es inconsistente con los principios que rigen la OMC.

El comisario europeo consideró que "el derecho comunitario vigente tiene que ser respetado por cada infraestructura de la red", al tiempo que precisó que esto incluye las normas de competencia, medioambientales y de contratación pública.

La CE abrió el pasado día 3 un procedimiento de infracción contra Bulgaria precisamente porque considera que este país está incumpliendo las normas comunitarias en el proyecto de gasoducto South Stream, diseñado para traer gas ruso hacia la UE.

Según Bruselas, la empresa South Stream Bulgaria ha recibido un contrato de construcción de la infraestructura sin un procedimiento competitivo y transparente.

La CE se declaró también preocupada por el acuerdo intergubernamental que Bulgaria mantiene con Rusia, que da la posibilidad de cerrar contratos con subcontratantes sin publicación en el diario oficial.

La Comisión solicitó a Bulgaria que suspenda las obras de construcción y no descartó tomar medidas también contra otros países de la UE que participan en el proyecto.

"El acuerdo intergubernamental, que es la base para South Stream, no es compatible con nuestro derecho comunitario y, por lo tanto, es necesaria una modificación", destacó hoy Oettinger.

"Los Estados miembros afectados nos han pedido que nos ocupemos de negociar esa modificación con Rusia", añadió.

El problema, según el comisario, es que Moscú ha acudido a la OMC, por lo que "no tiene mucho sentido hablar de la modificación del derecho de competencia europeo y, al mismo tiempo, que los socios rusos cuestionen ese derecho".

El South Stream empezó a construirse en diciembre de 2012 y su coste oficial es de unos 16.000 millones de euros.

La construcción corre a cargo de empresas mixtas creadas por la gasística rusa Gazprom con sus socios en Bulgaria, Serbia, Hungría, Grecia, Croacia, Eslovenia y Austria para el tendido y la explotación de los correspondientes tramos nacionales.

Este proyecto es competidor del europeo Nabucco, que pretende reducir la dependencia europea del gas ruso con un gasoducto de 4.000 kilómetros desde el mar Caspio hasta Austria, pasando por Turquía, Bulgaria, Rumanía y Hungría.