• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

Periodista libanés se entrega a justicia militar tras ser detenido y liberado

Aysha, colaborador de numerosos medios internacionales de prensa como Time y Der Spiegel, fue detenido el 30 de agosto de 2012, cuando investigaba sobre el tráfico de armas en el sur de Beirut, feudo del grupo chií Hizbulá

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El periodista libanés Rami Aysha se presentó hoy ante la justicia militar, tras haber sido detenido anoche nada más llegar a su país y posteriormente liberado, informó a Efe su hermano Ramzi.

En un mensaje enviado hoy a través de la red social Twitter, Aysha, que fue condenado en rebeldía a seis meses de prisión por un tribunal militar, afirmó haber pasado "una noche difícil", pero aseguró que, tras haber sido detenido y luego liberado por los agentes de la Seguridad Nacional, iba a entregarse a la justicia.

Ramzi explicó a Efe que no le han permitido entrar al tribunal militar donde su hermano se halla declarando: "Esperamos a que nos llame para saber qué ha pasado, y con suerte saldrá" .

Aysha, colaborador de numerosos medios internacionales de prensa como Time y Der Spiegel, fue detenido el 30 de agosto de 2012, cuando investigaba sobre el tráfico de armas en el sur de Beirut, feudo del grupo chií Hizbulá.

Organizaciones como Reporteros Sin Fronteras (RSF) y la Fundación Al Karama han denunciado que Aysha fue torturado por la policía durante su reclusión.

El periodista fue liberado el pasado 27 de septiembre y se desplazó al extranjero por motivos profesionales, pero el tribunal militar de Beirut lo condenó en rebeldía a seis meses de prisión el pasado 25 de noviembre, pese a que había solicitado el retraso de la vista.

En un contacto previo a través del correo electrónico, Aysha declaró a Efe: "no he cometido ningún delito, así que no tengo miedo. Hacía mi trabajo como periodista y filmaba, cuando fui secuestrado por Hizbulá, que me entregó a las autoridades libanesas".

Aysha aseguró que grababa con su cámara la "corrupción de Hizbulá" y cómo esta milicia vende armas "al pueblo libanés, para que se maten entre ellos".