• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

Peregrinos jesuitas del mundo se congregaron en Río para esperar al papa

El papa Francisco I / EFE

El papa Francisco I / EFE

Los jesuitas han dejado su marca en América Latina, donde han desarrollado una gran actividad evangelizadora desde la época colonial

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Miles de peregrinos jesuitas de todo el mundo se congregaron hoy en Río de Janeiro para esperar la llegada mañana de "uno de los suyos", el papa Francisco, el primer pontífice de esa orden religiosa, que tuvo un impacto importante en el desarrollo de América Latina.

El colegio Santo Inácio de Río de Janeiro, en el barrio de Botafogo, albergará a 2.000 peregrinos jesuitas de más de 50 países de todo el mundo, acogidos por el colectivo jesuita Magis.

El colegio, que lleva el nombre del fundador de la orden en el siglo XVI, el español San Ignacio de Loyola, estaba hoy repleto de idiomas, acentos, banderas y razas de los peregrinos que llegaban.

Es una JMJ especial para todos ellos, mucho más para los miembros de la Compañía de Jesús en Buenos Aires, de donde es oriundo el papa Francisco.

El estudiante bonaerense de Filosofía Beto Bettinelli, de 24 años, dijo a Efe que espera llevar su experiencia durante la JMJ de vuelta a casa, para que allí "también disfruten de esta Iglesia".

"Espero encontrarme con la iglesia universal, con peregrinos de todo el mundo y disfrutar de la alegría de todos los que han venido acá y quieren vivir la misma fe", relató.

La misma ilusión demostraba el paraguayo Sergio Costafría, de 19 años y futuro estudiante de Periodismo.

"Veo muchas naciones, estoy emocionado, con muchas expectativas de que esto sea increíble", expresaba envuelto en la bandera de su país.

Antes de llegar a Río de Janeiro ambos participaron en una "prejornada mundial de la juventud" organizada por el colectivo Magis desde 1997 para realizar actividades de voluntariado ligadas a la Compañía, según explicó a Efe su responsable de comunicación, el padre Geraldo Lacerdine.

"Nosotros, jesuitas, pensamos: 'Si cada equis años el papa reúne a la juventud en la JMJ, entonces nosotros podríamos reunir a la juventud ligada a la Compañía de Jesús en todo el mundo", dijo Lacerdine.

Los jesuitas han dejado su marca en América Latina, donde han desarrollado una gran actividad evangelizadora desde la época colonial.

Hoy fue un día de acogida y preparativos en el Colegio Santo Inácio, donde mientras unos peregrinos completaban su inscripción otros se dirigían a las aulas improvisadas como dormitorios para instalarse.

De una de ellas salía la indonesia Priska Kalista, de 25 años, que destaca lo "encantadoras" que son las personas en Brasil y que dice sentirse "entusiasmada" por conocer al papa. "Parece muy humilde y muy cercano a los jóvenes", afirmó.

"Esperamos disfrutar de la JMJ y vivir la fuerza que tenemos la juventud católica", contaba a Efe Irene Carrión, una madrileña de 20 años, antes irse a la playa, que esta semana el papa convertirá en un gran templo al aire libre.