• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

Peña Nieto buscó estrechar lazos con América Latina en su primera gira

La jefa de Estado de Brasil, Dilma Rousseff y el presidente electo de México, Enrique Peña Nieto / EFE

La jefa de Estado de Brasil, Dilma Rousseff y el presidente electo de México, Enrique Peña Nieto / EFE

El presidente electo abogó por resolver los litigios de su país con Brasilia y Buenos Aires debido a la suspensión de acuerdos en el comercio de automóviles que beneficiaban a la industria mexicana

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El presidente electo de México, Enrique Peña Nieto, regresa el martes de su primera gira al exterior, dedicada a estrechar los lazos con América Latina, relegada en la agenda exterior mexicana durante los doce años de gobierno del conservador Partido de Acción Nacional (PAN). La gira comenzó hace una semana en Guatemala y terminó en Perú, tras escalas en Colombia, Brasil, Chile y Argentina, donde Peña Nieto insistió en la necesidad de recomponer los vínculos, especialmente mediante el aumento del comercio y la cooperación contra el crimen organizado. Además, el presidente electo abogó por resolver los litigios de su país con Brasilia y Buenos Aires debido a la suspensión de acuerdos en el comercio de automóviles que beneficiaban a la industria mexicana.

"Peña busca reeditar el discurso tradicional del Partido Revolucionario Institucional (PRI) de que México fue en el pasado líder de la región, un país respetado por la solidez de sus posiciones en política exterior, y que todo eso se echó a perder cuando el PAN llegó al poder", aseguró Jorge Chabat, investigador del Centro de Investigación y Docencia Económica (Cide).

De la mano de Peña Nieto, el PRI retornará el 1 de diciembre a la Presidencia mexicana, que mantuvo entre 1929 y 2000, tras doce años de gobiernos del conservador Partido Acción Nacional (PAN). "Hay una percepción de que México pudo haber estado más presente en América Latina la última década", señaló a la prensa Emilio Lozoya, asesor en asuntos internacionales de Peña Nieto y candidato a ocupar la Cancillería.

El PAN sacó del poder al PRI con Vicente Fox (2000-2006), durante cuyo gobierno México mantuvo choques con Cuba -después de haber sido el único país de la región que no rompió relaciones diplomáticas con el regimen comunista- y con Venezuela, situación que intentó recomponer su sucesor Felipe Calderón.

El empeño de Calderón de privilegiar la lucha antidrogas lo llevó a buscar un mayor acercamiento a Washington. Lozoya explicó que, más que recuperar la vocería de una región que aprendió a hablar con voz propia en los últimos años en los foros internacionales, México debe promover nuevas alianzas en América Latina, basadas en el comercio e intereses comunes.

El asesor también plantea la necesidad de aprender de experiencias de países como Brasil y Colombia de usar capital privado para revitalizar al sector petrolero. "Hay una agenda concreta en materia comercial de facilitar el comercio y hay que ensanchar esa avenida. Pero hay por otro lado en la región casos exitosos de los cuales podemos aprender para hacer una receta propia", afirmó. A contravía de su partido, que ha defendido como logro histórico la nacionalización de la industria petrolera, Peña Nieto -un graduado en Derecho de 46 años que gobernó el estado de México (el más poblado del país)- se dice dispuesto a explorar alternativas para inyectar a la estatal Petróleos Méxicanos (Pemex) los recursos para recuperar su alicaída producción. La producción de Pemex, que genera el 40% de los ingresos fiscales del país, cayó de 3,3 a 2,5 millones de barriles diarios en la última década. Una política como la seguida por los gobiernos de izquierda en Brasil, con la capitalización de Petrobras, podría ser una alternativa, señalan expertos.

"El hecho de que esta experiencia se haya dado en países con gobiernos de izquierda la puede hacer más vendible" a quienes se oponen a las reformas a Pemex en México, agregó Chabat. Para el experto, sin embargo, el gran cambio podría provenir de la ampliación de los mercados exteriores del país. México tiene desde 1994 un acuerdo de libre comercio con Estados Unidos y Canadá. El 80% de su intercambio México lo realiza con Estados Unidos, hacia donde exporta anualmente más de 238.000 millones de dólares, mientras que en América Latina sus principales socios son Brasil, con 3.780 millones (1,08%); Colombia, con 3.760 millones (1,06%), y Chile, con 1.863 millones (0,46%).

"Históricamente México ha tenido niveles de intercambio muy bajos con América Latina, aunque la retórica oficial nos diga recurrentemente que son nuestros aliados naturales", señala el investigador. Lozoya también cree que el aumento del intercambio con la región puede tener consecuencias benéficas para México. "El desarrollo de complementariedades económicas entre los países de la región puede generar millones de empleos", destacó.