• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

Peña Nieto pide aguantar ante las críticas a la cruzada contra el hambre

El presidente de México, Enrique Peña Nieto, conversa con unos de los heridos tras la explosión en la empresa pública Pemex / EFE

El presidente de México, Enrique Peña Nieto / EFE

Las denuncias, hechas por el conservador Partido Acción Nacional (PAN), afectan específicamente a fondos destinados a programas sociales con la campaña contra el hambre, presuntamente desviados

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El presidente de México, Enrique Peña Nieto, pidió hoy "aguantar" ante las críticas y descalificaciones lanzadas a la Cruzada Nacional contra el Hambre por aquellos que están "ocupados" y "preocupados" por las elecciones.

En un acto celebrado en la comunidad de Navenchauc, en el estado suroriental de Chiapas, el mandatario respaldó hoy a la ministra de Desarrollo Social, Rosario Robles, quien ha sido "muy atacada" y "señalada" por las acciones realizadas en el marco de la cruzada.

Y es que el primer escándalo político del Gobierno de Peña Nieto, desatado esta semana, involucra a funcionarios de la cartera que encabeza Robles en presuntos desvíos de recursos públicos para garantizar la lealtad política en favor de candidatos del gobernante Partido Revolucionario Institucional (PRI) para los comicios locales de julio próximo.

Las denuncias, hechas por el conservador Partido Acción Nacional (PAN), afectan específicamente a fondos destinados a programas sociales con la campaña contra el hambre, presuntamente desviados en el estado oriental de Veracruz, donde gobierna el PRI.

Robles, quien encabeza el programa de combate al hambre lanzado en enero pasado por Peña Nieto, destituyó ayer a siete funcionarios, uno de ellos de manera provisional, mientras se desarrollan las investigaciones.

El jefe del Ejecutivo dijo hoy a su ministra que no se preocupe. "Hay que aguantar porque han empezado las críticas (...), las descalificaciones de aquellos a quienes ocupa y preocupa la política y las elecciones", agregó.

En la ceremonia, en la que estuvo acompañado por el exmandatario brasileño Luiz Inácio Lula da Silva, llamó a su equipo a cumplir su principal objetivo, que es "acabar con el hambre", mientras otros siguen criticando.

El hambre que padecen millones de mexicanos "no tiene partido, no tiene color", aseveró Peña Nieto, quien llamó a la sociedad a sumar esfuerzos para terminar con una realidad "que es inadmisible".

El objetivo de la cruzada, recordó, es garantizar a 7,4 millones de mexicanos que padecen carencias alimentarias "un mínimo básico de bienestar social que les permita vivir con dignidad".

Destacó que se trata de un esfuerzo permanente de su Gobierno y recibió muy bien los consejos de Lula, quien hoy le pidió desoír las críticas hacia su lucha contra el hambre y que no le falle a los mexicanos.

"El hambre existe por falta de vergüenza de los gobernantes en el mundo que no se preocupan por los pobres", aseguró un Lula, convencido de que sí se puede erradicar.