• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

Peña Nieto considera a Suecia un "modelo de inspiración" para México

Peña Nieto presentará mañana su propuesta de reforma tributaria, luego de su presencia en el G-20 | EFE

Enrique Peña Nieto, presidente de México | EFE

Tras sostener una reunión privada en Palacio Nacional con el primer ministro de Suecia, Fredrik Reinfeldt, el mandatario consideró "alentadora" la experiencia de ese país en el proceso de reformas, que -aclaró- "no estuvo exento de resistencia de algunos grupos"

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El presidente de México, Enrique Peña Nieto, consideró hoy a Suecia un "modelo de inspiración", que hace años impulsó una serie de reformas estructurales que ya han dado sus frutos.

Tras sostener una reunión privada en Palacio Nacional con el primer ministro de Suecia, Fredrik Reinfeldt, el mandatario consideró "alentadora" la experiencia de ese país en el proceso de reformas, que -aclaró- "no estuvo exento de resistencia de algunos grupos".

En un mensaje conjunto ante los medios de comunicación, destacó que esas reformas se ven hoy materializadas en el avance y el desarrollo que registra Suecia, "un país con menos de 10 millones de habitantes" y que genera la mitad de la riqueza que tiene México.

Mientras en México el ingreso per cápita es de 15.000 dólares, el de Suecia es superior a los 40.000 dólares, precisó Peña Nieto, quien estimó "fundamental" que el país concrete las reformas estructurales para que en varios años pueda ver resultados.

Además, aludió al "bono demográfico" de México, donde la edad promedio es de 26 y 27 años, una "población verdaderamente muy joven en contraste con otras naciones".

"Para aprovechar esto, necesitamos hacer ajustes" para construir una "mejor plataforma para que nuestra juventud puede crecer y tener mejores oportunidades", aseguró.

En su intervención, Reinfeldt se refirió al proceso de reformas impulsado por Peña Nieto, al señalar que ha generado "mucha atención" a nivel internacional y en su país, cuyos empresarios han mostrado interés en ingresar a este mercado.

Más de 160 empresas suecas ya tienen presencia en México, apuntó el dirigente sueco, quien resaltó la importancia de tener acceso a un mercado tan dinámico, sobre todo en momentos en que Europa vive "tiempos difíciles".

Ambos dirigentes atestiguaron la firma de un memorando de entendimiento sobre cooperación en crédito a la exportación y otro sobre colaboración en salud.

El primero de ellos busca ampliar las oportunidades de carácter comercial para que el intercambio "sea aún mayor" y que más inversionistas lleguen al país para que impulsen el mercado interno y exporten desde aquí a otros mercados, dijo Peña Nieto.

Los instrumentos suscritos hoy "son un paso en la dirección correcta" para ampliar la cooperación bilateral, afirmó Peña Nieto.

El presidente agradeció las muestras de solidaridad de Reinfeldt ante la emergencia que vive el país por el reciente impacto de dos ciclones y destacó la necesidad de dar una "batalla común" para frenar el cambio climático, que afecta a varias regiones del mundo.

El primer ministro expresó sus condolencias a las víctimas de los ciclones y resaltó los valores e intereses que comparten ambas naciones, como la defensa del libre comercio, los derechos humanos y la lucha contra el cambio climático.

Posteriormente, en una comida que le ofreció Peña Nieto en Palacio Nacional, sede del Ejecutivo mexicano, Reinfeldt habló de la "necesidad de fortalecer y desarrollar los vínculos entre México y la Unión Europea".

"México es un actor político en la arena global muy importante en el G20, obviamente, y en la OCDE (Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos)", expuso.

Consideró que existe "un potencial no explotado" en las relaciones comerciales bilaterales, y expresó su expectativa de que "Suecia y México, que son países orientados al libre comercio, puedan escalar" esos vínculos en los próximos años.

El primer ministro sueco, quien llegó ayer a México, concluye hoy una visita de trabajo que tuvo por objeto fortalecer las relaciones políticas y comerciales entre los dos países.

Lo acompañaron su ministra de Comercio, Ewa Björling, y una delegación empresarial integrada por representantes de los sectores de telecomunicaciones, transporte, energía, defensa y salud, entre otros.