• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

Payá advierte sobre "peligro" de que no investiguen la muerte de su padre

El disidente cubano Oswaldo Payá falleció en 2012, en un accidente de tránsito | AFP

El disidente cubano Oswaldo Payá falleció en 2012, en un accidente de tránsito | AFP

"Apelamos a nuestro derecho a la verdad para que se ordene una investigación internacional independiente del Gobierno cubano que aclare las circunstancias de la muerte de mi padre", dijo hoy a Efe la hija del destacado disidente cubano

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Rosa María Payá, hija del opositor cubano Oswaldo Payá, advirtió hoy en la ONU del "peligro" que supone que no haya una investigación internacional de la muerte de su padre que aclare lo ocurrido "para conocer la verdad y que no se repita".

"Apelamos a nuestro derecho a la verdad para que se ordene una investigación internacional independiente del Gobierno cubano que aclare las circunstancias de la muerte de mi padre", dijo hoy a Efe la hija del destacado disidente cubano.

Payá explicó que ya solicitaron una investigación a la Relatoría Especial sobre Ejecuciones Extrajudiciales de la ONU, con sede en Ginebra, organismo que ya recibió la demanda y permanece en contacto con los familiares de las víctimas.

"Ahora estamos esperando una respuesta a los trámites que hemos iniciado a través de los propios canales que tiene la ONU", dijo Rosa María Payá, quien lamentó que hasta ahora no se haya abierto una investigación.

En este sentido, destacó que ha pasado más de un año desde la muerte de su padre y siguen sin respuesta, lo cual consideró como "peligroso", no solo porque quieren conocer la verdad sino "impedir" que lo que ocurrió con su padre siga sucediendo dentro de la isla.

"Dentro de Naciones Unidas la mayoría de los mecanismos son confidenciales y ni siquiera nosotros sabemos lo que está ocurriendo, si es que está ocurriendo algo", lanzó la hija del desaparecido opositor cubano.

Payá falleció en julio de 2012 junto al también disidente Harold Cepero en un controvertido accidente de tráfico por el que fue condenado a cuatro años de cárcel por homicidio imprudente un dirigente de las juventudes del Partido Popular español (PP), quien estaba al volante del vehículo.

Sin embargo, la familia ha sostenido desde el principio que los servicios de seguridad cubanos estuvieron implicados en la muerte de los dos disidentes, el fundador y un activista del Movimiento Cristiano de Liberación (MCL).

Rosa María Payá y su madre, Ofelia Acevedo, presentaron en agosto pasado ante la justicia española una querella por delitos de lesa humanidad contra dos oficiales cubanos por la muerte de Payá, al considerar que el suceso fue orquestado por el régimen de La Habana.

Payá recordó hoy que el juez Eloy Velasco desestimó la demanda en septiembre argumentando que el Gobierno español había "validado" la versión de las autoridades cubanas, algo que a su juicio "cuestiona la separación de poderes en España y además es prejuicioso".

"Hemos apelado a ese juzgado de instrucción y apelaremos al tribunal superior si llegamos al punto en que eso sea necesario. Lo que para nosotros está claro es que los argumentos del señor Velasco no son suficientes", subrayó.

En este sentido, Rosa María Payá destacó que, en el momento de su muerte, su padre era ciudadano español, de ahí que se preguntara "cómo es que el posible asesinato de un ciudadano español no sea competencia de la Audiencia Nacional" de España.

La hija del opositor cubano se encuentra de visita en la ONU para criticar la candidatura de Cuba a un puesto en el Consejo de Derechos Humanos que se decidirá en una votación que se celebrará la próxima semana en la Asamblea General.

"Continúan las amenazas de muerte, las detenciones arbitrarias, las golpizas en las calles (...) y eso es una situación incompatible con la presencia de Cuba en ese consejo", denunció la activista del MCL, radicada desde hace meses en Miami (EE UU).

En este sentido, subrayó que no pretenden que la ONU "se invente" una transición en Cuba o que diga lo que hay que hacer en la isla, "pero lo mínimo que esperamos es que se respalde el camino que los cubanos hemos sido capaces de diseñar".

El MCL, promotor del llamado "Proyecto Varela", propuso en 2002 con el aval de miles de firmas un referéndum para una transición democrática en la isla, y demanda ahora un plebiscito que "permita a los cubanos decidir el camino de su presente y futuro como nación".

"Es una propuesta que trasciende los límites de la oposición o del Movimiento Cristiano de Liberación, es una demanda ciudadana que el gobierno se niega a responder violando su propia constitución", sentenció Rosa María Payá.