• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

Partido Popular ganó comicios en España pero perdió poder

Mariano Rajoy al momento de depositar su voto | Foto EFE

Mariano Rajoy al momento de depositar su voto | Foto EFE

La formación de centroderecha logró 26,79% de los votos en el ámbito nacional, y obtuvo mayoría en Madrid, Valencia, Zaragoza y Sevilla, pero cedió terreno a formaciones como Podemos y Ahora Madrid

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Los españoles se enfrentaron ayer en las urnas, en unas elecciones municipales que definieron un nuevo mapa político de España. Los oficialistas del Partido Popular se llevaron la mayoría de votos, pero perdieron poder territorial.

Al cierre de esta edición, el Ministerio del Interior español informó que con 92,46 % escrutado, el gubernamental PP obtuvo 26,79% de los votos (5.540.912) y un total de 21.695 concejales. El Partido Socialista Obrero Español fue el segundo partido más votado, con 25,17% (5.206.184 votos) y 19.887 concejales.

De acuerdo con los resultados parciales publicados a las 10:47 pm, hora local, en tercer lugar quedó Convergencia y Unión (CIU), con 3,33% de los votos y 3.247 concejales. Le siguen la formación de Acuerdo Municipal y Esquerra Republicana de Cataluña (ERC-AM) con 2,57% de los votos y 2.345 concejales;  Izquierda Unida, con 4,79% de votos y 2.124; y Ciudadanos con 6,48% y 1.422 concejales.

El PP fue la primera fuerza en el Ayuntamiento de Madrid con 34,43% de los votos, de 99,05% escrutado. En la capital el resultado final estuvo muy ajustado entre esta formación y Ahora Madrid. Además de Madrid, el PP logró mayoría en ciudades como Valencia, Zaragoza y Sevilla.

En Barcelona, la segunda ciudad más importante de España, un movimiento llamado Barcelona en Común, también es la fuerza más votada con 25,21% de los votos, de un total de 99,84% escrutado. Ada Colau, que lideró los movimientos contra los desahucios, ganó la alcaldía de esta ciudad.

Pese a la victoria el PP y el PSOE sufrieron un fuerte desgaste al no obtener las mayorías absolutas de 2011 en numerosas ciudades. El diario El País reseña que ambas formaciones perdieron 13 puntos y 3,3 millones de votos respecto a las elecciones anteriores.


El partido del presidente Mariano Rajoy se impuso en 11 de las 13 regiones, pero con una posible pérdida de poder en ayuntamientos y comunidades autónomas, por lo que necesitaría llegar a acuerdos (principalmente con PSOE, Podemos y Ahora Madrid) si quiere gobernar. Los expertos advierten de una pérdida de votos también en las elecciones generales.

El vicesecretario general del PP, Carlos Floriano, dijo: “Los ciudadanos han dejado claro que la opción mayoritaria es el PP. Hemos vuelto a ganar las elecciones municipales y autonómicas”. Agregó que “la próxima legislatura será la del diálogo y la del pacto”.

Los izquierdistas de Podemos irrumpieron en el escenario político, aunque no con la potencia que se esperaba. Las encuestas situaban a la formación de Pablo Iglesias como la segunda fuerza en intención de voto, y tras la victoria de Syriza en las elecciones presidenciales de Grecia en enero, Podemos consideró un éxito similar que no logró en estas elecciones. Sin embargo, la formación entra en algunas comunidades y en candidaturas populares, y toma terreno del bipartidismo.

Iglesias señaló que "empieza a escribirse en España el fin del bipartidismo”, y aseguró que “esta primavera del cambio ya es irreversible”.

Ciudadanos también irrumpió en el panorama político, con poder en municipales y con capacidad de decisión en autonomías.

Los comicios han sido considerados una prueba de las elecciones generales previstas para finales de año.

Izquierdas emergentes
“Lo importante es el cambio a la izquierda que se ha producido”, aprobó la secretaria de Empleo del PSOE, Mari Luz Rodríguez, en una sutil referencia a la irrupción de Ciudadanos y Podemos en la escena política española tras los comicios celebrados ayer.

Las fuerzas de izquierda tomaron poder en las capitales de provincia y en muchas comunidades, lo que ha sido catalogado como un vuelco histórico en España.