• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

Parlamento de Cataluña aprueba convocar un referéndum soberanista

La propuesta fue aprobada por 84 votos a favor después de que el presidente catalán Artur Mas, señalara que llegó la hora de que esta comunidad autónoma española "ejerza su derecho de autodeterminación"

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El Parlamento regional de Cataluña aprobó este jueves convocar, prioritariamente durante la próxima legislatura, una consulta para que los catalanes puedan determinar "libre y democráticamente su futuro colectivo".

La propuesta fue aprobada por 84 votos a favor de los 131 emitidos, después de que el presidente catalán, el nacionalista Artur Mas, adelantara las elecciones al 25 de noviembre y señalara que llegó la hora de que esta comunidad autónoma española "ejerza su derecho de autodeterminación".

Votaron a favor de la resolución la coalición gobernante Convergencia i Unió (CiU, centroderecha nacionalista), Esquerra Republicana de Catalunya (ERC,independentistas) y grupos minoritarios de izquierda.

Se pronunciaron en contra la rama catalana del Partido Popular (PP, centroderecha), que gobierna España, y la formación Ciutadans.

Los diputados del Partido Socialista de Cataluña se abstuvieron, con la excepción de uno de ellos, Ernest Maragall, que votó a favor.

El Gobierno español recordó hoy que la convocatoria de un eventual referéndum soberanista en Cataluña tiene que ser autorizado por el Estado.

Si se hiciera una convocatoria recurriendo a la ley catalana, el Gobierno español podría recurrir al Tribunal Constitucional para dejarla sin efecto, señaló la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría.

La "número dos" del Ejecutivo que preside Mariano Rajoy recordó, al ser preguntada sobre ese asunto en una conferencia de prensa minutos antes de la decisión de la cámara catalana, que la eventual convocatoria afectaría "al conjunto de todos los españoles", por lo que la consulta tendría que ser a todo el país.

También dijo que el Gobierno está dispuesto a usar todos los instrumentos existentes para frenar una consulta de ese tipo, que sostuvo, sería "no conforme con la Constitución".

"No solo hay instrumentos jurídicos y judiciales para pararlo, sino además hay un Gobierno, este Gobierno, que está dispuesto a usarlos", recalcó Sáenz de Santamaría.

La también portavoz del Ejecutivo recordó que el Tribunal Constitucional español levantó la suspensión de la ley catalana de consultas, pero estableció que éstas dependen "directamente" de la decisión que adopte el Estado en ejercicio de su competencia de autorización.

El Gobierno podría pedir al Constitucional una revisión de esa decisión para dejar en suspensión ciertos preceptos de la norma y sin efecto cualquier referéndum convocado en virtud de la misma.

También explicó que se podría recurrir la hipotética consulta ante el Tribunal Constitucional, "con la ventaja" de que sería suspendida automáticamente.

"Es decir que si se adoptara la decisión de convocar un referéndum de esa naturaleza inconstitucional, se va directamente al Tribunal Constitucional" y se "suspende la convocatoria" de la consulta "nada más lo pida el Gobierno", puntualizó.

El presidente de Cataluña, Artur Mas, anunció el martes el adelanto al 25 de noviembre de las elecciones regionales previstas para 2014 para dar paso a un proceso en el que los catalanes decidan sobre el futuro de la relación con España, en medio de una fuerte crisis económica.

El dirigente nacionalista tomó esa decisión tras una multitudinaria manifestación en Barcelona el pasado 11 de septiembre y después de que la pasada semana Rajoy, rechazara conceder a Cataluña un trato fiscal especial.

Cataluña, que aporta 18 % al PIB español, afronta como el resto de España las consecuencias de la profunda crisis económica, con un fuerte incremento del desempleo y drásticos recortes sociales que han sembrado el descontento.

Tiene además grandes dificultades para lograr financiación, por lo que ha pedido acogerse al Fondo de Liquidez creado por el Ejecutivo español para las regiones al que pidió prestados 5.023 millones de euros.