• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

Según el Parlamento iraní, Ahmadinejad profundizó la censura en Internet

Ahmadinejad / AP

Ahmadinejad / AP

Legisladores aseguran que el gobierno bloqueó las redes virtuales privadas y denuncian que provocó una ralentización del servicio

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El gobierno de Mahmoud Ahmadinejad avanzó con su censura en la Web y boqueó en el país de algunas redes virtuales privadas (VPN), utilizadas para acceder a páginas prohibidas por la República Islámica. Así lo denunciaron desde el Parlamento, donde se está investigando cómo afectó la medida al uso cotidiano de Internet, informó hoy el periódico Donya e Eqtesad.

Según este medio, que cita al diputado Ramazan Ali Sobhani Fard, el bloqueo de las VPN -codificadas y conectadas con servidores en el extranjero, por lo que son ilegales en Irán- comenzó el miércoles pasado. Según la norma establecida, sólo se podrán utilizar redes de este tipo con permiso de las autoridades de comunicaciones del país.

Sobhani Fard, miembro de la Comisión de Comunicaciones del Parlamento, señaló que, como efecto del corte de las VPN, se han producido problemas técnicos en el acceso de los usuarios de internet a sitios no bloqueados, por lo que indicó que se deben estudiar esos efectos y solucionarlos.

En este sentido, agregó que se ha ralentizado la velocidad de acceso a Internet y a los correos y páginas relacionados con empresas como Google o Yahoo, por lo que la Comisión de Comunicaciones estudia la situación.

Desmentida

El viceministro de Comunicaciones y Tecnología de la Información, Ali Yavadi, desmintió una relación entre la ralentización del servicio y alguna medida del gobierno de Mahmoud Ahmadinejad.

Según el viceministro, "no hay cortes en el acceso a internet" por parte del Departamento y que los usuarios tienen el acceso abierto a los sitios de Google y Yahoo. Según él, la ralentización de estos servicios se ha debido a que "los sitios extranjeros, como Yahoo y Google, tienen muchas visitas", por lo que se producen cortes, lo que "ya ha sucedido en ocasiones anteriores".

Según pudo comprobar EFE, algunas VPN aún funcionan, aunque lentamente, para acceder a los millones de páginas web y redes sociales censuradas por las autoridades iraníes al considerarlas hostiles o contrarias a la moral de la República Islámica.

Sin embargo, Internet en Teherán ha registrado desde la semana pasada una fuerte ralentización y han quedado prácticamente fuera de uso servicios como Skype y similares de comunicación personal y vídeo conferencias.

Las trabas a las comunicaciones virtuales en Irán se han incrementado desde las denuncias de fraude y las protestas -reflejadas en las redes sociales- iniciadas en 2009 tras las elecciones presidenciales que, según los resultados oficiales, ganó el actual presidente.

Durante las elecciones legislativas del pasado año, también se produjeron bloqueos de los correos gratuitos de Google, Hotmail y Yahoo.

Irán ha dicho que, sobre todo por motivos de seguridad, para evitar ciberataques, pretende separar la red internacional de Internet de una red nacional de información de uso general, aunque las autoridades han apuntado que se podrán utilizar ambas.