• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

Parlamentarios de Hong Kong se levantan contra China

200 días después de que estallara la Revolución de los Paraguas, la secretaria jefe Carrie Lam, número dos del Gobierno local, expuso ante los 70 parlamentarios de Hong Kong la reforma electoral que refleja los intereses de China por controlar los candidatos a la jefatura de gobierno local en los comicios de 2017 / AP

200 días después de que estallara la Revolución de los Paraguas, la secretaria jefe Carrie Lam, número dos del Gobierno local, expuso ante los 70 parlamentarios de Hong Kong la reforma electoral que refleja los intereses de China por controlar los candidatos a la jefatura de gobierno local en los comicios de 2017 / AP

Los 30 legisladores pandemocráticos, un bloque que aúna distintas facciones de los partidos liberales, mostraron su rechazo a la propuesta con pancartas y abandonando la asamblea legislativa

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El proyecto de reforma electoral en Hong Kong, propuesto por el gobierno chino en 2014 y que provocó las grandes protestas del pasado otoño en la excolonia británica, llegó al Parlamento hongkonés, donde ha sido rechazado por los legisladores prodemocracia.

Doscientos días después de que estallara la "Revolución de los Paraguas", la secretaria jefe Carrie Lam, "número dos" del gobierno local, expuso ante los 70 parlamentarios de Hong Kong la reforma electoral que refleja los intereses de China por controlar los candidatos a la jefatura de gobierno local en los comicios de 2017.

Los 30 legisladores pandemocráticos, un bloque que aúna distintas facciones de los partidos liberales, mostraron su rechazo a la propuesta con pancartas y abandonando la asamblea legislativa.

Bajo el lema "2017, haz que ocurra", la reforma electoral ofrece por primera vez en la historia de la ciudad la posibilidad de que cinco millones de hongkoneses acudan a las urnas para elegir al próximo candidato a la jefatura de gobierno dentro de dos años.

Algo que los movimientos demócratas piden hace años, pero que se verá muy limitado por el hecho de que los candidatos tendrán que contar con la aprobación de un comité de 1.200 miembros formado por personas de distintos sectores sociales y que cuenta con el beneplácito del gobierno central chino.

El control chino en el proceso electoral es el gran escollo social y político al que el Gobierno local debe hacer frente en los próximos dos meses, antes de que la propuesta pase a ser votada en el Parlamento, donde necesita dos tercios para ser aprobada, es decir, contar con los votos de los parlamentarios liberales.

Novedades

Algunas novedades presentadas hoy contemplan que los aspirantes a la jefatura local necesitarán sólo 120 votos de los 1.200 miembros con el fin de ser considerados como posibles candidatos.

"Con estas novedades los candidatos prodemocráticos cuentan con mayores oportunidades para ser nominados", defendió hoy Lam.

Sin embargo, posteriormente, los aspirantes tendrán que asegurar el apoyo de al menos la mitad de la comisión de nombramientos y sólo dos o tres serán quienes podrán enfrentarse al escrutinio popular.

Lam admitió que espera nuevas y "agresivas" protestas populares durante los próximos meses en los que el proyecto sea deliberado por el Parlamento, y recordó que Hong Kong "no es una identidad política independiente", refiriéndose al papel del Gobierno chino en el proceso.

La secretaria jefe también argumentó que si los legisladores aprueban la propuesta, significaría que se habrá cumplido la disposición de la Ley Básica (la Constitución de Hong Kong) en materia de sufragio universal.

Eso significa que no habría ninguna obligación constitucional de revisar el método electoral.