• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

París y Londres insisten en armar a rebeldes sirios pese a oposición en la UE

Ataque con carro bomba en Damasco/ EFE

Ataque con carro bomba en Damasco/ EFE

"La cuestión es impedir a Bachar al Asad seguir bombardeando y masacrando a la población siria" y "permitir a la oposición defenderse", dijo el ministro de Exterior de Francia, Laurent Fabius

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Los ministros de Exteriores de Francia, Laurent Fabius, y del Reino Unido, William Hague, defendieron hoy el levantamiento del embargo de armas europeo a Siria o, al menos, una revisión en profundidad del mismo, frente a la oposición de la mayoría de países.

"La cuestión es impedir a (el presidente sirio) Bachar al Asad seguir bombardeando y masacrando a la población siria" y "permitir a la oposición defenderse", dijo Fabius a su llegada a la reunión informal que los titulares de Exteriores de los Veintisiete celebran en Dublín.

Hague, a su vez, aseguró que, dada "la actual situación en Siria en continuo deterioro", el Gobierno del Reino Unido quiere "ir más allá" del suministro de equipos "no letales" que ya está llevando a cabo actualmente.

"Para lograr una solución diplomática y política en Siria es necesario que continuemos apoyando sobre el terreno a la coalición nacional", advirtió Hague.

Para el jefe de la diplomacia británica existen "sólidos argumentos" a favor del "levantamiento del embargo" a finales de mayo, cuando vence el actual régimen de sanciones europeo, aunque también dejó la puerta abierta a la introducción de "enmiendas" al mismo.

Sin embargo, el ministro alemán de Exteriores, Guido Westerwelle, aseguró que su país es "reacio" a que se faciliten armas a la oposición y advirtió sobre la necesidad de evitar que las armas "caigan en las malas manos" y se provoque un empeoramiento del conflicto.

"Es un asunto muy, muy difícil", subrayó Westerwelle, quien dejó claro que Alemania escuchará los argumentos de todos los países y promoverá una posición común entre los Veintisiete.

En este sentido, aseguró que cuanto "más unida esté la UE mayor será su influencia".

Más contrario aún a la iniciativa franco-alemana se mostró el ministro austríaco, Michael Spindelegger, quien aseguró que levantar el embargo de armas "no sería una buena idea" y no acercaría la paz, sino "una mayor escalada" del conflicto.

Spindelegger explicó en declaraciones a los periodistas que ha mantenido conversaciones con el secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, quien -aseguró- comparte su postura de que lo necesario es "una solución política, y no más armas".

Además, el responsable austríaco volvió a advertir de que su país podría plantearse retirar a los cascos azules que tiene desplegados en los Altos del Golán si finalmente se levantase el embargo armamentístico.

Irlanda, que este semestre preside la Unión Europea, también se declaró hoy contraria a la propuesta y pidió centrarse en el envío de ayuda humanitaria y en la vía política, según dijo su viceprimer ministro y titular de Exteriores, Eamon Gilmore.

Otros, como el belga Didier Reynders, pidieron "prudencia" para evitar la proliferación de armas en territorio sirio y subrayaron la necesidad de contar con "garantías" de a quién se entrega armamento si hay un eventual levantamiento del embargo.

Fuentes europeas indicaron hoy en Dublín que una amplia mayoría de Estados miembros sigue estando en contra de levantar las restricciones a la entrega de armas más allá del equipamiento "no letal" que ya se permite y que incluye vehículos blindados y equipos de protección personal.

Está previsto que en el encuentro ministerial de Dublín no se tome ninguna decisión y que las discusiones entre los países continúen en las próximas semanas de cara a una posición definitiva a finales del mes de mayo.

Así lo aseguró hoy Hague, quien subrayó que la reunión informal supondrá un debate "preliminar" de cara a una futura decisión.